La violencia contra las mujeres

Comienzo hoy recordando la participación de Aristófanes en el Banquete de Platón donde aquél señala que los seres humanos originales teníamos un cuerpo, cuatro brazos, cuatro piernas, dos sexos y dos caras que veían cada una hacia una dirección opuesta a la otra.

Pareja acostada en la cama con la manos haciendo unsimblo de corazón
Lo masculino se siente amenazado y aparece el miedo a perder algo que se tiene… voronin-76
Éramos seres muy completos e inteligentes, al grado que los dioses comenzaron a preocuparse pues existía la amenaza de que pudiésemos competir con ellos y por esa razón Zeus ordenó que fuéramos cortados a la mitad y desde entonces andamos buscando a nuestro complemento, a la pareja que nos permitirá estar completos pero hay algo de lo que poco o nada se ha hablado y es nada menos que el dolor que los humanos originales sintieron al ser separados.

¿Cuál fue la causa de la separación? El miedo de los dioses porque podríamos ser iguales y hasta mejores que ellos.

Mi planteamiento es que la violencia suele ser un medio para conservar algo que se puede perder y se ignora cómo conservarlo; cuando hay algo que se quiere y no se sabe cómo obtenerlo o cuando algo nos fue quitado, se quiere recuperar y se sospecha de quién lo tiene. Pero también surge ante la amenaza de no tener o mantener lo que deseamos. Sea como sea, se trata de algo muy valioso.

Es importante señalar que la violencia puede ser ejercida hacia los demás o hacia uno mismo, lo que no influye en la medida de la fuerza con que se aplique y aunque a primera vista parece más fácil ver la acción ejercida hacia los demás, no siempre es el caso pues como bien sabemos hay violencia abierta y violencia oculta o pasiva.

Por lo general la violencia tiene relación con un evento ocurrido en el pasado y existe una enorme diferencia con estar enojado y hasta muy enojado, situación que tiene que ver con algo que está sucediendo por primera vez.

Para que surja la violencia es requisito indispensable que ocurra en el presente un evento que resucite y reúna a través de las asociaciones de la mente todas las experiencias anteriores cuyo fondo es el mismo tema. Por esa razón la emoción percibida se eleva exponencialmente y desemboca en una conducta violenta que contiene toda la energía acumulada por largo tiempo.

Cabe señalar que la sola descarga de esa energía no es suficiente para resolver la situación original. Tiene que haber un trabajo terapéutico adicional e igual sucede a la inversa, esto es, se puede hacer trabajo terapéutico pero si no hay descarga de energía la herida continuará abierta.

¿Por qué en los tiempos actuales está aumentando la agresión a la mujer? Mi
planteamiento se dirige a que muchos hombres no saben cómo relacionarse con las mujeres, incluso con la que vive dentro de ellos como una secreta compañera. En otras palabras, no pueden relacionarse con lo femenino y lo que ésta energía representa. Tienen miedo.

¿A qué se debe? Existen varias razones pero la más común es el tipo de relación entre un hijo varón con su madre y la relación de ésta con el padre.

Para un hijo varón su madre representa la primera mujer en su vida y también la primera experiencia de amor que se inició, la mayoría de las veces, aún antes de haber nacido. Pero además de ese amor, el hijo varón también necesita que la madre lo vea como un ser aparte, que no es una extensión de ella y que tampoco vino al mundo a satisfacer sus necesidades.

Cuando esto no ocurre entonces comienza a generarse enojo en el niño y con el paso del tiempo y en la medida en que él se experimente como “invisible” a los ojos de su madre se desarrollará el miedo hacia las mujeres pues el niño, aunque no conozca el significado de la palabra, se sentirá abusado por ella que es la representante de las demás.

El padre tiene mucho que ver para que el niño se vuelva invisible pues si no cumple con sus funciones de relación profunda con su esposa, es muy probable que el niño comience a convertirse de manera inconsciente tanto para él como para su madre, en la pareja de ésta.

Si el padre está ausente emocionalmente para el niño, entonces la mayor parte de su experiencia de vida se llevará a cabo en compañía de su madre, lo que a la larga impedirá que se pueda relacionar de tú a tú con las mujeres pues su aprendizaje le ha enseñado que la mujer premia y también castiga. La mujer ama y también abusa. Dos roles antagonistas que generan confusión en la mente del niño.

Así las cosas, el niño comienza a distanciarse de sus verdaderos sentimientos y aprende a sobrevivir sin ellos, lo que significa estar emocionalmente castrado. Con el tiempo, el miedo a las mujeres se transforma en violencia hacia ellas.

En la actualidad y en el inconsciente colectivo de los hombres se ha disparado una alerta ante el regreso de las energías femeninas que se acercan irremediablemente para tomar el lugar que les corresponde. De igual a igual mujer y hombre. Juntos y valiosos. Tal y como era al principio.

Lo masculino se siente amenazado y aparece el miedo a perder algo que se tiene…

Publicaciones relacionadas