Lo que debes conocer para evitar la preeclampsia

La preeclampsia es un síndrome que se presenta durante el embarazo a causa de una alteración placentaria y predisposición materna. Está caracterizada por la elevación de la presión arterial y la presencia de proteínas en la orina.

La eclampsia puede presentarse en las últimas semanas de embarazo, y consiste en el agravamiento de la hipertensión arterial, lo que provoca la formación de coágulos en el cerebro.Así nos lo explicó en entrevista para Plenilunia el Dr. Johnatan Torres , Especialista en Ginecología y Obstetricia, quien además expuso que los síntomas se presentan después de la semana 20 del embarazo, pero desde la semana once puede observarse ya una presión arterial alta y daño al riñón por sustancias que afectan el glomérulo renal (donde es filtrado el plasma sanguíneo).

“Estas mismas sustancias dañan la vasculatura, los vasos sanguíneos y ocasionan algo que se llama microangiopatía; que después de la semana 20 la mujer lo manifiesta como hipertensión”, explicó el especialista.

Destacó que en México del 7 al 9% de todas las embarazadas van a padecer preeclampsia. Los síntomas incluyen:

  • dolor de cabeza
  • zumbido de oídos
  • visión borrosa o “con lucecitas
  • dolor en la boca del estómago
  • y que se suba de manera brusca la presión arterial.

También especificó que todas las mujeres están en riesgo de padecer preeclampsia y por tanto deben realizarse estudios para determinar las sustancias que ocasionan los síntomas y estos puedan ser identificados “si identificamos esos marcadores podemos modificar la manera en que llevamos el control del embarazo y se puede dar un tratamiento preventivo para disminuir el riesgo de preeclampsia”, aseguró el médico.

Además confirmó que en aquellas pacientes que resulten con riesgo elevado de la enfermedad desde las 14 semanas, se les puede administrar dosis muy bajas de aspirina, además de calcio (en caso de ser necesario) y L-arginina; ya que esas 3 sustancias son las que modificarían el riesgo de preeclampsia en una mujer desde las once semanas.

Aclaró que existen múltiples factores de riesgo, sobre todo en mujeres mayores de 35 años y menores de 15. También son más propensas a padecer la afección mujeres que tengan enfermedades crónicas como hipertensión, enfermedades renal, enfermedades inmunológicas y/o sobrepeso y obesidad.

Enfatizó en que la preeclampsia tiene complicaciones tan severas como la muerte de la madre o del recién nacido. Otras complicaciones incluyen:

  • Eclampsia (Cuando la mujer no recibe tratamiento oportuno y empieza a convulsionar teniendo daño neurológico;
  • Daño importante al hígado (Síndrome de Hellp).

El médico, quien también cuenta con especialidad en medicina materno-fetal por el Hospital General de México aclaró que en nuestro país 250 mil mujeres sufren una complicación causada o agravada por el embarazo, parto o durante el puerperio. De éstas, 30 mil quedan con una secuela obstétrica y cerca de 800 que tienen una complicación en el embarazo van a fallecer. “Esto nos lleva a una secuela social muy importante, ya que son 3,000 huérfanos al año y es muy significativo”, subrayó.

Además comentó que la visión a futuro será que la preeclampsia incremente, ya que las mujeres se están embarazando a mayor edad, están buscando embarazarse por medios como las fertilizaciones In Vitro o transferencia de embriones y se utilizan técnicas que incrementan el riesgo de padecer este síndrome.

Aclaró que hoy en día se puede predecir qué mujer tiene riesgo de padecer la enfermedad desde los primeros tres meses de embarazo (semana 12). “Hay algo que se llama tamizaje temprano de preeclampsia, en donde la mujer acude para que se realice un ultrasonido que nos ayudará a saber si el bebé tiene algún síndrome genético, declaró.

Explicó más a fondo que “en los últimos años se ha visto que existen sustancias en la sangre de la mujer embarazada que puede predecir si le va a dar preeclampsia, éstas se llaman factor de crecimiento pacentario. Si combinamos esa determinación y la forma en que le llega sangre a placenta y útero, sabremos si presenta factor de riesgo; entonces podrá darse tratamiento preventivo”.

“Este tipo de estudios los tiene que realizar un ginecólogo que tenga una formación en medicina materno-fetal. Estos ginecólogos son los que pueden hacer el tamizaje temprano de preeclampsia”, e informó que el tamizaje de primer trimestre en medio privado cuesta 2,500 pesos mexicanos en promedio.

Al final, el médico especialista comentó que la clave para concientizar es que toda mujer, por el simple hecho de estar embarazada, tiene riesgo padecer este síndrome. “La diferencia la va a marcar el realizar de manera oportuna este tamizaje de detección de, que deberá realizarse entre las 11 y 13 semanas”, y aclaró que toda mujer debe solicitar dicho procedimiento a su ginecólogo de confianza.

“La medicina materno-fetal es un apoyo durante el control del embarazo para que sea una gestación saludable y poder entregar un bebé sano y una mamá sana”, concluyó el Dr. Johnatan Torres.

El Dr. Johnatan Torres es Médico Cirujano por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, cuenta con un posgrado en Ginecología y Obstetricia y la sub-especialidad en medicina Materno Fetal por el Hospital General de México.

Actualmente es colegiado titular del Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia. Ha impartido cátedra de temas tales como: atención a la mujer y el niño, el estado hipertensivo en el embarazo y ultrasonido ginecológico y obstétrico.

Imagen cortesía de tashatuvango


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste