Convocan a aumentar impuestos al tabaco y hacer prevalecer el derecho a la salud en la agenda política y judicial

Las organizaciones de la sociedad civil en México hacen un nuevo llamado a los y las legisladores y al presidente de la República a decir “Sí al aumento al impuesto al tabaco” y a mantenerlo para el siguiente año, siempre con la esperanza de ver cumplida esta meta del Convenio Marco para el Control del Tabaco, mismo que México ratificó en mayo del 2008.


Se discutirá la Ley de Ingresos 2023 y con ella, viene la discusión en la agenda del impuesto al tabaco. En el proyecto de este año no se ha considerado desde el poder ejecutivo un aumento al impuesto al tabaco, el cual es considerado como saludable, da como resultado poblaciones más sanas y generan recursos que benefician más a las poblaciones de bajos ingresos una vez que se tienen en cuenta los costos y la carga de la atención médica que causa el tabaquismo en México.

Por ello, organizaciones de la sociedad civil en México en conferencia de prensa a convocan al gobierno y al presidente Andrés Manuel López Obrador a aumentar los impuestos al tabaco. Los especialistas conciden en que la deuda de la industria tabacalera es impagable y se debe reconsiderar un aumento al gravamen de este producto, que mata anualmente a más de 63 mil personas al año; y significa un gasto 4 veces mayor de lo que se recauda fiscalmente.

Rosario Hernández, directora de Salud & Bienestar de Los Rescatadores, mencionó que “cuando hablamos de que la deuda crece es porque los cigarros no son un bien necesario, al contrario, son dañinos y causan enfermedades no transmisibles. Es un producto que mata 49,357 personas y por ello pedimos, como lo sugiere la Organización Mundial de la Salud, un aumento del 75%, meta a la que nuestro país no ha llegado y contrario a lo que se piensa, recaudaría ingresos para el tratamiento y atención a la salud pública.

Te recomendamos:  Conoce una alternativa eficaz para prevenir la diarrea del viajero o complementar su tratamiento

Un impuesto a un producto que mata a consumidores

Erick Antonio Ochoa, director de Salud Justa MX, habló sobre las peticiones del aumento al impuesto del tabaco, el cual se modificó por última vez de manera positiva en 2010. “Para nosotros es importante mantener este tema en la agenda pública, sabemos que la Cámara de Diputados tomó la determinación de no aumentar los impuestos al tabaco. Si queremos ver una disminución en la prevalencia del consumo y en la mortalidad asociada al tabaco es imperativo un aumento importante de 1 peso por unidad. Con el conocimiento de la negativa del presidente, llamamos a que haga la diferencia, no es lo mismo aumentar impuestos a alimentos y medicinas que a un producto que mata a consumidores”.

Con impuestos altos, ganan las personas

Adriana Rocha, directora de sociedad civil y asuntos legislativos de Polithink, habló sobre el proceso de la discusión de la Ley de Ingresos. “Hoy está enlistada en el Senado de la República la discusión del dictamen que ayer aprobó la comisión. En ella no se considera una modificación al cálculo por recaudación. Es importante recordar que los impuestos al tabaco son distintos porque no son regresivos ni tienen un impacto negativo ni en la economía ni en empleo ni en un sector productivo. Tienen un impacto positivo en la reducción de gasto en salud de las personas y aumentan el ingreso para atender enfermedades o alguna otra prioridad. Sin impuestos altos, gana las tabacaleras, con impuestos altos, ganan las personas”.

Industria tabacalera tiene una deuda impagable

Sobre la deuda de las tabacaleras con la población mexicana habló Sandra Páramo, encargada del área de Comunicación de Códice S.C. “Nos queda claro que la industria tabacalera tiene una deuda impagable con los ciudadanos del país. El estado gasta 116,000 millones de pesos en atender las enfermedades que causa la industria y quienes financian esto son los ciudadanos. La Organización Mundial de la Salud ha documentado que los primeros en dejar de consumir tabaco frente al aumento de impuestos son los jóvenes, porque el cigarro se hace inaccesible. Pedimos a las y los legisladores que no sean cómplices y que garanticen nuestro derecho a la salud”.

Te recomendamos:  ISSSTE firmó convenios internacionales con la AISS y gobierno de Perú en Foro Mundial

Se debe mantener en tema

Juan Núñez, coordinador de la Coalición México SaludHable, mencionó que a pesar de las improntas políticas que no permiten los beneficios a la salud con el impuesto al tabaco, se debe mantener en tema en la agenda política y judicial. “Cuando se habla del derecho al comercio confrontada al derecho a la salud, muchos funcionarios del poder judicial, por ejemplo, fallan a favor de las pertinencias económicas. Si se incrementara el impuesto al tabaco los dos quintiles más beneficiados serían los más pobres del país porque dejarían de estar dedicando el ingreso familiar a gastar en estos productos; es la medida más efectiva para dejar de fumar. Este consumo es quizás el principal factor de riesgo más importante que detona enfermedades no transmisibles, las mismas que ocasionan 7 de cada 10 decesos en México y en el mundo. Es un asunto de congruencia”.

Imagen cortesía de alistairjcotton



Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados