Juntos debemos impulsar reformas que permitan contar con presupuestos y programas preventivos del suicidio

El suicidio es un problema de salud pública en México; no obstante es prevenible mediante intervenciones oportunas se informó en el foro Prevención del suicidio en jóvenes” realizado el pasado 13 deabril de 2016. Debemos trabajar juntos en fomentar un tratamiento responsable en los medios de comunicación, educar, implementar medidas preventivas, atención del suicidio, reducir el acceso a los medios para suicidarse e integrar a profesionales de la atención personal de la salud.

Preocupante que 40.8 por ciento de los casos sea en el grupo de 15 a 29 años
Preocupante que 40.8 por ciento de los casos sea en el grupo de 15 a 29 años
En el foro “Prevención del suicidio en jóvenes”, diputados y especialistas llamaron a atender este problema de salud pública, pues de no implementarse políticas que eviten y atiendan el problema, la tendencia crecerá, ya que la depresión, violencia, abuso sexual, alcoholismo y tabaquismo, son algunas de sus causales.

La presidenta de la Comisión de Juventud, diputada Karla Karina Osuna Carranco, señaló que las cifras de suicidio en los jóvenes son alarmantes, pues de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), anualmente más de 800 mil personas se quitan la vida y muchas más lo intentan.

El suicidio, dijo, puede producirse a cualquier edad y afecta a todas las naciones. En 2012, fue la segunda causa de muerte dentro del grupo de 15 a 29 años en todo el mundo y, el 75% de los casos tuvo lugar en países con ingresos bajos y medios.

Agregó que el suicidio es un problema de salud pública; no obstante es prevenible mediante intervenciones oportunas. Se requiere de una estrategia de prevención multisectorial e integral, ya que en México ha alcanzado cifras alarmantes; tan sólo en el 2012 se registraron 5 mil suicidios, y para 2013 la cifra llegó a más de 6 mil casos.

Es preocupante que el 40.8% de los suicidios ocurra entre los jóvenes de 15 a 29 años, donde la tasa de incidencia es de 7.5 casos por cada 100 habitantes. De ahí que como legisladores se tiene la responsabilidad de crear, reformar y derogar las leyes en beneficio de la ciudadanía.

Osuna Carranco recordó que en esta Cámara de Diputados se presentó una iniciativa que reforma el artículo 73 de la Ley General de Salud, cuyo objetivo es coordinar a la Secretaría federal del ramo, instituciones en materia de salubridad y gobiernos estatales, para fomentar y apoyar la realización y promoción de programas de prevención del suicidio, preferentemente en niñas, niños y adolescentes.

El diputado Mariano Lara Salazar afirmó que el suicidio en los jóvenes es un tema que preocupa de manera muy importante. La entidad con mayor número de casos es Jalisco, seguido de Veracruz y la Ciudad de México, presentándose en mayor medida en zonas urbanas.

La tendencia va a la alza. Sólo en el año 2000 se reportaron 3.5 suicidios por cada 100 mil habitantes, y en 2013 se elevó hasta 4.9 muertes por esta causa. Además, el 40.8 de los casos sucede entre jóvenes de 15 a 29 años, registrándose en mayor medida en hombres que en mujeres.

Se pronunció por reducir el acceso a los medios para suicidarse, como pesticidas, medicamentos y armas de fuego. Hizo votos por tratar a las personas con trastornos mentales y, en particular, a quienes padecen depresión, alcoholismo o algún tipo de esquizofrenia; dar seguimiento a los pacientes que han cometido un intento; fomentar un tratamiento responsable en los medios de comunicación, e integrar a los profesionales de la atención personal de la salud.

La legisladora Leticia Amparano Gamez se congratuló de que un tema tabú y estigmatizado tenga voz en esta Cámara, ya que el suicido es la segunda causa de muerte en los jóvenes, sólo después de los accidentes automovilísticos.

Indicó que la salud mental debe ser una prioridad para el Poder Legislativo, y por ello de ahí la importancia de impulsar las reformas que permitan contar con presupuestos y programas preventivos, ya que el suicidio es la “única muerte que puede ser prevenida, pero no tenemos las herramientas para darle atención y prevención”.

El diputado Jonadab Martínez García, resaltó que desde el Poder Legislativo se tiene la encomienda de impulsar las leyes que permitan que el gobierno federal atienda esta problemática. Además, impulsar los presupuestos para campañas que reduzcan la incidencia, garantizar que todo joven acceda a mejores oportunidades y una atención puntual en materia de salud mental.

Corina Lenora Benjet, investigadora de Ciencias Médicas del Instituto Nacional de Psiquiatría “Juan Ramón de la Fuente”, puntualizó que desde 1980 la tendencia del suicidio en jóvenes de 15 a 29 años ha crecido. Los principales métodos son ahorcamiento, envenenamiento y el uso de armas.

Los factores de riesgo más importantes de este fenómeno, son los trastornos mentales (más del 80% de las personas con conductas suicidas tiene un problema psiquiátrico), los sucesos traumáticos (violencia-abuso sexual), así como el uso y abuso de sustancias (alcohol, tabaco y drogas).

Pidió limitar el acceso a las formas para suicidarse; trabajar con los medios de comunicación para reportar los casos; dar seguimiento a pacientes con intentos previos; capacitar a policías, maestros y paramédicos; detectar víctimas de violencia, y educar a la población sobre las señales de alerta.

Los representantes del Instituto Hispanoamericano de Suicidología, Jesús Quezada García, Alejandro Águila Tejada y Blanca Alicia Gil Corona, puntualizaron que cualquier persona se puede suicidar; es una de las únicas muertes que se pueden evitar, y es un problema de salud pública que ha aumentado y requiere de un trabajo conjunto.

Quezada García resaltó que el exceso de tecnología ha llevado a muchos problemas, como el suicidio. “Las amenazas en el ciberespacio para menores de edad y en jóvenes se esconden de forma constante a través de las páginas web, el cyberbullying, sexting o el grooming”.

Alejandro Águila expresó que la vinculación que tienen actualmente los jóvenes, con el uso de las redes sociales y el Internet, ha generado que este fenómeno crezca. Añadió que el hogar ocupa el primer lugar donde se presentan estos casos y las mujeres tienen más intentos pero los hombres los consuman. “Ninguna enfermedad ha crecido tanto, ni el cáncer ni el VIH ni las enfermedades degenerativas. El suicidio sobrepasa por mucho estos padecimientos”.

Blanca Alicia Gil afirmó que en niños el suicidio es la séptima causa de muerte y en adolescentes está entre las primeras tres. “Nosotros –como país- no estamos atendiendo esta problemática y por eso la estamos padeciendo, y en 10 años la vamos a padecer mucho más, sino emprendemos acciones en este momento”.

Yolanda García Anaya, directora de Vinculación y Relaciones Sectoriales de la Secretaría de Salud del estado de Hidalgo, relató que desde el 2014 en la entidad se realiza una campaña de prevención del suicidio, y que si bien no tiene cifras alarmantes, se “estaba identificando que este fenómeno en un periodo de 7 años se estaba incrementando”.

Sitios de interes

Imagen cortesía de Honorable Cámara de Diputados | México


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste