¡Llegó el tiempo de calor! Aprovecha esta temporada con 5 rutinas que promueven tu salud cardiovascular

La temporada de calor es un buen momento para hacer planes y tener nuevos comienzos, así como para revisitar tus buenos hábitos y seguir cuidando de tu salud. Te recomendamos que incorpores a tu estilo de vida 5 rutinas para cuidar tu salud cardiovascular que nos comparten los expertos de Almond Board of California:

joven sonriendo
Al adoptar pequeños nuevos hábitos y llevar una vida saludable, puedes mantener niveles normales de presión arterial, colesterol y glucosa sanguínea, y así reducir riesgos en tu salud cardiovascular.

Sal y muévete

Clima cálido + luz solar = la razón perfecta para salir a ejercitarse. Respirar aire fresco te hará bien de muchas maneras y estar entre la naturaleza puede mejorar tu presión arterial y ritmo cardiaco, además de generarte emociones positivas.

La Dra. Carmen Ruiz, nutrióloga clínica y del deporte, recomienda hacer ejercicio al aire libre, incluyendo correr, ejercicios funcionales, caminata a buen ritmo o andar en bici, ya sea solo o con familiares y amigos, eso sí, sin olvidarse de mantener una sana distancia y usar cubrebocas. Además, la exposición a la luz solar aumenta la liberación de serotonina, lo cual puede ayudar a mejorar tu humor y sentirte más feliz.

Sigue buenos hábitos alimentarios

Para esta temporada de calor, es importante incorporar hábitos alimentarios correctos a tu vida diaria, en especial cuando tu trabajo es estresante; añade alimentos cargados de nutrientes, vitaminas y minerales que te den energía y te mantengan de buen humor durante el día.

Te recomendamos que agregues 5 porciones de frutas y verduras, y que incluyas snacks saludables y versátiles, como almendras, que también aportan energía al cuerpo y te ayudan a cuidar tu salud cardiovascular y a sentirte satisfecho para evitar antojos.

Comer un puñado de almendras (23 piezas) puede reforzar la resistencia a los efectos cardiovasculares adversos del estrés mental al mejorar la regulación de la variabilidad de la frecuencia cardiaca (VFC), lo que significa que tendrás más resistencia y flexibilidad cardiaca durante periodos de estrés. A largo plazo, esto beneficia a la salud cardiovascular, según indican hallazgos de un estudio financiado por el Almond Board of California.

Así mismo, evitar productos que contengan grasas trans que se caracterizan por tapar las arterias ayudará a tu salud general; el uso excesivo de aceite y azúcar para la preparación de alimentos no merece un lugar en tu dieta porque afectan directamente al corazón.

Cambia tus bebidas

El calor regresa, y con él nuestras bebidas favoritas, como refresco y café/té helado. Sin embargo, estas bebidas pueden estar cargadas de azúcar y grasa, por lo que te recomendamos que busques alternativas más saludables.

Prueba un cappuccino frío con bebida de almendra en vez de frappé con leche regular, o hazte un té helado con un toque de miel. Si tienes antojo de algo frío y dulce, exprime en tu agua fruta fresca, como naranjas para preparar una deliciosa naranjada.

Tu mejor opción es tomar un vaso de agua, lo cual te ayudará a mantenerte hidratado y sano. Si no te gusta el agua simple, añade pepino, naranja, fresas, moras o rebanadas de algún cítrico para añadirle un toque refrescante.

Mantén un peso saludable

Si tienes sobrepeso, corres mayor riesgo de tener presión arterial alta y altos niveles de colesterol. La obesidad se considera un factor de riesgo para múltiples enfermedades, desde diabetes hasta cáncer. Para que tu corazón esté en la mejor forma, es importante incluir snacks saludables, como almendras, como parte de tus hábitos diarios, ya que te ayudan a sentirte satisfecho durante más tiempo entre comidas, evitando así que tengas antojos dulces o salados, según indica un reciente estudio dirigido por científicos de la Universidad de Leeds.

Mejora tus hábitos de sueño

Reduce tu tiempo frente a la computadora, el teléfono o la tableta al menos una hora antes de acostarte. Asimismo, evita comer de más al menos dos horas antes de irte a la cama y no consumas alcohol ni cafeína de cuatro a seis horas antes de dormirte.

Crea una rutina de sueño para que puedas despertar y acostarte a la misma hora todos los días. Esto ayuda a regular tu reloj interno y a crear un horario de sueño más saludable.

Al adoptar pequeños nuevos hábitos y llevar una vida saludable, puedes mantener niveles normales de presión arterial, colesterol y glucosa sanguínea, y así reducir riesgos en tu salud cardiovascular.

Imagen cortesía de GaudiLab


Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados