Tabaquismo, una amenaza silenciosa para las encías

Acercamiento a una persona con boca abierta y un espejo dental
[/media-credit] Se llama periodontitis a la enfermedad crónica degenerativa que puede llevar a los pacientes a perder todos sus dientes.

En la actualidad tener malos hábitos de higiene bucal, pero sobre todo fumar, puede traer como consecuencia enfermedades que desconocemos. Lavarse los dientes 3 veces al día o después de cada comida y usar un enjuague bucal e hilo dental, son consejos que desde pequeños nos enseñan pero no todas las personas siguen al pie de la letra. Las bacterias que no se retiran con el cepillado dan como consecuencia las enfermedades periodontales.

Pero… ¿Qué es la Periodoncia?

La Dra. Ma. Teresa Hernández Solís, Cirujano Dentista de la Universidad Nacional Autónoma de México, nos explica que la periodoncia “es una especialidad de la Odontología que se encarga de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y condiciones que afectan los tejidos que dan soporte a los órganos dentarios es decir restaura los tejidos blandos y los tejidos duros (encía y hueso) que detienen los dientes dentro de la boca”.

Se llama periodontitis a la enfermedad crónica degenerativa que puede llevar a los pacientes a perder todos sus dientes. El especialista debe realizar un diagnóstico para informarle al paciente qué enfermedad tiene, ya que las enfermedades periodontales se clasifican en dos grupos importantes. El primero es relativo a la gingivitis que sólo se trata de una inflamación en la encía debido a factores irritantes como son las bacterias o los cambios hormonales y el segundo especifica la periodontitis que es la inflamación de la encía sumada a la pérdida de hueso la mayoría de las veces ocasionada por el acumulo de sarro por debajo de la encía y que no ha sido eliminado durante un periodo largo de tiempo, asegura la Dra. Hernández.

El tabaco es un factor de riesgo para adquirir periodontitis

Las personas que han fumado durante mucho tiempo corren el riesgo de adquirirla. La Dra. Ma.Teresa, certificada por el Consejo Mexicano de Endoperiodontología, señala que un fumador daña sus encías localmente y altera en general su salud bucal a través de la exposición directa al humo del cigarrillo, la temperatura del humo y todas las sustancias químicas que le acompañan lesionan la mucosa de la boca al igual que las encías.

La nicotina ataca directamente a las células del periodonto y entra en los tejidos; después de un tiempo de almacenamiento silencioso comienza a atacar reduciendo el flujo de sangre en la encía, y por tanto, las células de defensa del organismo no llegan al lugar adecuado donde las bacterias están actuando.

La doctora Hernández Solís puntualiza que el tratamiento periodontal es menos eficaz en los pacientes fumadores, y por lo tanto el pronóstico se ve disminuido y la probabilidad de perder los dientes es mayor. Sin embargo, al abandonar el tabaco, los efectos beneficiosos sobre las encías se observan de forma paulatina y la respuesta al tratamiento mejora enormemente.

Síntomas para detectar la periodontitis

Para saber que se tiene periodontitis hay que detectar los focos rojos, como son los siguientes:

  • Sangrado de la encías.
  • Movilidad de uno o más dientes.
  • Sensibilidad dental.
  • Mal aliento
  • Pérdida de algún diente sin razón aparente.
  • Alguno de sus dientes se ha movido de lugar
  • Salida de exudado purulento de entre los dientes.
  • Acumulación de sarro dental.
  • Observa que sus dientes se están alargando (contracción de su encia).

Tratamiento

La especialista recomienda que el tratamiento a seguir para la periodontitis consiste en tres fases: en la primera fase se debe retirar todo el sarro que hay en la encía, bacterias y restos de comida que se van acumulando sumado a esto se deben seguir las indicaciones de higiene bucal.

La segunda fase consta de una cirugía ambulatoria, la cual consiste en levantar la encía para poder retirar todo el tejido dañado junto con el sarro que se encuentra adherido sobre las superficies de las raíces, para al final lograr una regeneración ósea a través de la colocación de un injerto el cual en un periodo de 9 a 12 meses restaurará nuestro tejido de soporte. Con esto, se pretende devolverle salud al hueso para evitar que se presente nuevamente la enfermedad o que exista la pérdida de los dientes a tratar

Una vez que un paciente se somete al tratamiento debe tener un chequeo periódico cada 6 meses, esta es la llamada fase tres o de mantenimiento, la cual consta de la eliminación del sarro que se acumuló durante este periodo, contabilizar la cantidad de bacterias y evaluar cómo se encuentra la encía esto evita que la enfermedad se vuelva a presentar comenta la Dra. Ma.Teresa Hernández.

La periodoncista Hernández Solís recomienda que lo mejor es tener una buena higiene bucal y si observa alguno de los focos rojos sea o no fumador inmediatamente realizar una cita con el especialista y así detectar cualquier enfermedad a tiempo.

Imagen cortesía de pressmaster


Escrito por

Este es un artículo pagado de carácter informativo que promueve el mensaje de un especialista, organización, productos y/o servicios. Las declaraciones, afirmaciones y/o recomendaciones hechas en este artículo son responsabilidad del anunciante, por lo que no necesariamente reflejan la opinión de Plenilunia Sociedad Civil.

Etiquetas , , , ,

Temas relacionados