Cómo cuidar los dientes

El daño ocasionado por la erosión ácida en la dentadura, es de los padecimientos menos estudiados y más extendidos entre la población mundial. Es provocada tanto por los hábitos alimenticios pero sobre todo con la forma de comer.

La erosión ácida que consiste en el desgaste del esmalte dental, es provocado por la higiene bucal inadecuada, pero también por las pastas dentales abrasivas, sobre todo aquellas que afirman que pueden “blanquear la dentadura”.

”El descuido de la erosión ácida puede provocar recesión de la encía, exposición de la dentina, hipersensibilidad y pérdida eventual del diente”, afirmó el Dr. Agustín Zerón, especialista en endoperiodontología.

Expuso que la mayoría de alimentos y bebidas que consumimos hoy en día incluyen altas concentraciones de ácidos, tales como refrescos, jugos, frutas, vinos, cítricos, aderezos y vinagre, sobre todo.

“El problema es que estos ácidos reblandecen el esmalte dental, porque dejan la superficie del diente expuesta y pueden provocar erosión ácida”, añadió.

No obstante, el esmalte dental es la sustancia más dura y mineralizada del organismo humano, carece de células, y por lo tanto cuenta con la capacidad de sentir estímulos térmicos, químicos o mecánicos.

Este esmalte cubre la superficie de la corona del diente y se compone en 4% de materia orgánica y 96% de material inorgánico, esto último explica el por qué es tan vulnerable a la desmineralización.

Aunque en México no existen índices del nivel de erosión ácida entre la población, de acuerdo a estadísticas internacionales se sabe que después de los 45 años hay evidencias de erosión en el 90% de la población.

“Los problemas de erosión ácida pueden ser tan antiguos como la historia de la humanidad, sin embargo, hasta el día de hoy es mal entendida y peor atendida”, expuso el especialista.

Te recomendamos:  Hipnosis

Aunque hoy en día es imposible recuperar el esmalte dental, sin embargo la farmacéutica Glaxo Smith Kline (GSK) presentó una pasta dental capaz de fortalecer el esmalte dental que fue reblandecido y proteger de exposiciones prolongadas o frecuentes con ácidos que no dejan actuar a los procesos orgánicos naturales de remineralización.

Sensodyne Pro-esmalte, dentífrico que desde 2006 fue aprobado en Gran Bretaña y que ya está a la venta en Canadá, Estados Unidos y Taiwán, entre otros países, llega a México con el reto de romper no sólo paradigmas ante los nuevos hábitos alimenticios de los mexicanos, sino también los creados para la higiene bucal.

Entre estos últimos destaca el hecho de que conforme a recientes estudios clínicos de salud bucal, se determina lo siguiente:

• Es mejor cepillarse los dientes dos veces al día en vez de tres.

• Es preferible el uso de cepillos suaves.

• No por cepillarse de manera fuerte y de arriba hacia abajo, se puede pensar que nuestros dientes están a salvo de futuras intervenciones del dentista.

• El cepillado de los dientes es mejor hacerlo al despertarnos como la primera acción higiénica para empezar el día. Este debe hacerse de manera rotatoria y suavemente sobre la superficie dental, ejecutarse con calma y de manera prolongada, si es con un cepillo eléctrico, mejor, pero ante todo sin ejercer presión para no dañar las encías.

• La siguiente cepillada del día se puede elegir después de la comida o en la noche, pero una hora después de habernos levantado de la mesa, para que los agentes ácidos se vayan en la salivación y que de manera natural por el tubo digestivo.

Te recomendamos:  Sustancias inhalables consumidas por jóvenes

De esta manera, cuando nos cepillemos los dientes no deben quedar estas sustancia ácidas que causan la erosión, dado que las pastas dentales no son capaces de eliminarlos, porque al día de hoy con los hábitos vigentes, es seguro que esos ácidos se conjugan entre la pasta y las cerdas del cepillo.

Los siguientes pasos son importantes para prevenir la erosión ácida y un mejor cuidado del esmalte dental:

• Cepillar los dientes una hora después de consumir los alimentos.

• Consumir alimentos que neutralicen el ácido después de comer, como un trozo de queso o yogur sin azúcar.

• Evitar que se mantengan por tiempo prolongado alimentos ácidos en la boca (como refrescos y sobre todo de las denominadas bebidas energetizantes).

• Utilizar mejor popotes para la ingesta de jugos o refrescos para evitar el contacto de estos con los dientes.

• Utilizar pastas de dientes que prevengan la erosión ácida.

• Cuando visites al dentista, que debe ser más frecuente, pregúntale sobre el estado de tu esmalte dental.

La Secretaría de Salud y GSK iniciarán una campaña para prevenir y detectar la erosión ácida, la cual se llevará inicialmente en algunas tiendas de autoservicio en las principales ciudades del país, donde de manera gratuita habrá dentistas bien equipados dispuestos a identificar la erosión ácida entre la población.

En las localidades pequeñas esta campaña se llevara a cabo directamente en los Centros de Salud de la comunidad.




Escrito por


Temas relacionados