¡Cuidado con el sol!

La época de calor siempre trae alegría y buena vibra, pero cuando no tenemos los cuidados necesarios, puede provocarnos daños en la piel y en los ojos.

Algunos estudios revelan que la exposición sin protección a los rayos UVA y UVB del sol, es un factor para el desarrollar conjuntivitis, degeneración macular, retinopatía solar, daño en la córnea y cataratas, principal causa de ceguera en el mundo.

Según la OMS, 3 millones de los 16 millones de casos de cataratas en el mundo, son causados por la exposición al sol. Además es responsable de entre dos y tres millones de casos de cáncer en la piel.

“Las personas comienzan a presentar malestares oculares mucho tiempo después de la exposición a los rayos UV, cuando el daño se encuentra en estado avanzado y la visión ha sido afectada” expresó Roberto Tapia, licenciado en Optometría por la Universidad Autónoma de México.

Con respecto al daño en la piel, las consecuencias más comunes de sobreexposición son: enrojecimiento cutáneo, aceleración del envejecimiento y pérdida de la elasticidad en la piel. Sin embargo, el mayor riesgo es el del cáncer de piel, que ocupa el segundo lugar de incidencia de cánceres en el país. Es el cáncer más frecuente en los hombres, y en las mujeres, ocupa el tercer lugar.

Es importante consultar al médico ante cualquier mancha o lunar que notemos que crece o que aparece recientemente. De hecho, “se sabe que los lunares o pecas normales, aparecen antes de los 20 años de vida; después de ese tiempo, es importante tener monitoreado cualquier cambio en nuestra piel” dijo el dermatólogo Rodrigo Gutiérrez Bravo.

Te recomendamos:  ¡Me siento inflamada!

“Por ejemplo: las pecas son hereditarias, pero hay algunas que aparecen con el tiempo, esas en realidad son manchas de sol. Las personas rubias y sobre todo las pelirojas tienen que tener cuidados especiales con su piel”.
La Organización Mundial de la Salud recomienda el uso de filtros solares de amplio espectro y el empleo de lentes que ofrezcan protección ultravioleta al 100%.

Otras recomendaciones de la OMS para protegerse de los rayos ultravioleta son:

• Reduce la exposición al sol durante las horas centrales del día (10 hrs. a 14 hrs.)

• Busca la sombra cuando los rayos UV sean más intensos.

• Usa una gorra o sombrero de ala ancha para proteger ojos, cara y cuello.

• Protege tus ojos con lentes que bloqueen al 100% el efecto de los rayos UV.

• Utiliza protector solar de amplio espectro (FPS+30) cuantas veces lo necesites.

• Evita camas solares.

• Protege a bebés y niños pues su piel es más sensible.

Los lentes Transitions absorben al 100% la radiación UVA y UVB solar, y al adaptarse automáticamente a los cambios de luz en cualquier ambiente, brinda protección total, reduce el deslumbramiento y el riesgo de desarrollar enfermedades oculares. Y los protectores solare Avéne resguardan del daño de los rayos ultravioleta, disminuyendo el daño evidente en la piel y previniendo de cáncer en esta zona.

Para más información:

www.transitions.com




Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.


Temas relacionados