Dermatitis por Contacto

La Dermatitis por contacto (DC) es una de las enfermedades más comunes de la piel. Genera del 5 al 10% de las consultas dermatológicas.

Es una inflamación de la piel secundaria por contacto con un agente químico o físico, también se le llama eccema por contacto. Se puede presentar en forma crónica con remisiones y exacerbaciones cada vez que se está expuesto al agente que origina la dermatitis.

Se presenta en cualquier raza pero la población negra es más resistente. Aunque afecta a ambos sexos, es más común en las mujeres y personas con antecedentes familiares, así como portadores de enfermedades inflamatorias crónicas de la piel.

Existen personas que tienen más riesgo de presentarla como los albañiles, pues trabajan con múltiples sustancias y tienen contacto directo con ellas. Los estilistas, por los tintes y químicos que ocupan en el trabajo; las amas de casa, por detergentes y otro tipo de productos para la limpieza.

En general las mujeres por la utilización de cosméticos, cremas o diversos materiales que se ocupan en la joyería o accesorios personales. El personal de salud también tiene riesgo de padecerla por el uso de guantes de látex, jabones, sustancias antisépticas, entre otros.

La DC la produce cualquier sustancia u objeto que se encuentre en contacto con la piel, ésta debió perder en forma parcial o total la función de barrera protectora. La piel puede reaccionar a estos agentes con una variedad de mecanismos de defensa que previenen el daño cutáneo extenso o el daño interno a otros órganos.

Existen dos tipos de Dermatitis por Contacto, la provocada por un irritante y la que se produce por algún tipo de alergia. La irritativa se debe a la exposición de la piel a un agente físico, en donde se pueden presentar los siguientes síntomas:

Te recomendamos:  Colesterol

* Enrojecimiento de la piel.

* Descamación.

* Formación de vesículas o ampollas. Sobre el área en contacto con el agente químico.

En la DC ligada a un tipo de alergia interviene un proceso inmunológico. Para que ésta ocurra, se debió haber estado expuesto al alergeno con anterioridad, después tener contacto subsecuente con éste y manifestarse mediante la presencia de inflamación de la piel con eritema, edema y formación de vesículas y costras.

Es necesario que consultes a tu médico en caso de presentar alguno de los síntomas pues si te automedicas es probable que tu piel no logre sanar o que el malestar incremente.

Para más información visita la página en Internet: www.fmd.org.mx




Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.


Temas relacionados