Reflujo

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), la que conocemos como reflujo, es un padecimiento que afecta a 40% de los mexicanos y que la más de las veces se atiende de manera empírica, automedicándose, y rara vez evitando los “atracones” durante la cena, abandonar para siempre el chile piquín, dejar el cigarro o guardar distancia con el chocolate, entre otros factores que lo provocan.

El reflujo, que es más frecuente en mujeres, con 53% contra 49% de los hombres, se caracteriza porque el contenido del estómago se regresa hacia el esófago, lo que ocasiona gran ardor porque el ácido clorhídrico que se utiliza en la digestión, quema al esófago.
Este proceso del ERGE implica otros dos malestares reconocidos en la digestión, como la acidez, que se da por no tener el nivel adecuado de PH estomacal debido a una sobreproducción de ácido por alimentos irritantes.

El otro malestar son las agruras que provoca la comida que se regresa por el esófago, el cual ante los hábitos alimenticios de los mexicanos en estos días, se está presentando con más frecuencia en las noches, cuando el alimento se regresa hasta la garganta, o lo que se conoce como regurgitación.

Si se presenta también con dolor y/o ardor de esófago y ambos síntomas se intensifiquen al agacharse o acostarse, y sucede con una frecuencia de dos veces a la semana, se está ante un cuadro de ERGE.

La Dra. Isabel Rucker, internista del Hospital de Especialidades del Centro Médico La Raza, del Imss, refiere que entre las causas clave de este padecimiento, está el reblandecimiento del esfínter esofágico interior, que es como “una puerta” en el estómago que impide que los alimentos se regresen por el esófago.

Te recomendamos:  Libro Viva la Diferencia

Este reblandecimiento se debe a la sobreproducción de ácido y está para proteger de éste a la pared interior del esófago, que conforme se va quemando por la recurrente invasión de ácido, va cambiando la composición celular de esa pared hasta provocar una esofaguitis, lo que puede derivar en una enfermedad conocida como esófago de Barrett y que en 4% de los casos acaba en cáncer de esófago.

Entre los principales factores que provocan reflujo están el tabaquismo, comidas irritantes, el embarazo, alguna cirugía previa en el tracto digestivo, la obesidad y algunos medicamentos de consumo frecuente.

De las medidas más efectivas para combatirlo, está el cambiar la alimentación y los hábitos de vida que provocan al ERGE: tabaco, alcohol, y comida irritante como chile, cítricos y alimentos grasosos, así como erradicar los atracones de comida en la cena.
Para dormir se recomienda una almohada que levante al menos 20 centímetros la cabeza del colchón, así como un medicamento que ayude a evitar las molestias.

Los laboratorios Sanofi-Aventos dieron a conocer un fármaco en solución que ayuda a contener el reflujo, además de combatir la acidez y las agruras, Melox Noche, que de acuerdo a estudios elaborados, el cuerpo lo desecha y no lo absorbe, con rápida acción en el curso de tres a seis minutos y que debe administrarse con una o dos cucharadas una hora después de la ingesta de alimentos.

“Es seguro tanto para después de desayunar como para comida y cena”, dijo la especialista.

Una ventaja es que la pueden tomar mujeres embarazadas, siempre y cuando, al igual de quienes toman medicinas que requieren ser absorbidas, estas se tomen dos horas antes de suministrar la suspensión contra el reflujo.

Te recomendamos:  Buscan combatir obesidad desde las escuelas

Para sacar mejor provecho de estos medicamentos de libre venta al público, es necesario primero leer y entender a cabalidad las instrucciones que vienen en el empaque, y lo mejor, consultar al médico.




Escrito por


Temas relacionados