Los niños y las niñas siempre preguntan. ¿Por qué informarlos sobre temas de reproducción?

Al incorporarse a la escuela y a otros espacios educativos de la comunidad, se inicia un proceso de transformación donde comienzan a ser muy importantes las opiniones de los demás.
Al incorporarse a la escuela y a otros espacios educativos de la comunidad, se inicia un proceso de transformación donde comienzan a ser muy importantes las opiniones de los demás.
El nacimiento de un nuevo ser es una inquietud constante en toda niña y niño. No se conforman con explicaciones que utilizan “metáforas” para saber cómo nace un bebé. Las “florecitas”, “pollitos”, o “abejitas” parecen no bastar para comprender cómo se formaron y por dónde llegaron al mundo.

Estas dudas no se originan por casualidad. Su nivel de desarrollo mental está en constante evolución y es estimulado por la nueva experiencia de aprendizajes y por las interacciones sociales con otros niños y niñas. Su capacidad para integrar estas experiencias será clave para un mejor manejo de su medio.

La autoimagen cambia de manera significativa. En los primeros años es proporcionada casi solamente por el núcleo familiar, a través de los adultos. Al incorporarse a la escuela y a otros espacios educativos de la comunidad, se inicia un proceso de transformación donde comienzan a ser muy importantes las opiniones de los demás.

Es así como compañeros y compañeras de clase se convierten en su referencia inmediata de comparación, igualación y contraste.

La interacción con otros niños, niñas y adultos con costumbres, valores y estilos de vida diferentes, les permite construir sus propios juicios. Asimismo, las diferencias y semejanzas corporales respecto a sus compañeros del mismo sexo, así como las semejanzas y diferencias con el otro sexo, les produce una serie de interrogantes que requieren una explicación más acorde con su nueva realidad.

Es importante tener en cuenta que las dudas de las niñas y niños suelen estar relacionadas a dos cosas: a su identidad y a aspectos fantasiosos de su edad. Por ello es frecuente que, por una parte, pregunten cosas para reafirmar su identidad (cómo son las niñas, cómo son los niños, si ellas son niñas, si ellos son niños, etcétera).

También suelen dejar volar su imaginación y sus fantasías. Por ejemplo, preguntan si es posible que puedan salir bebés con cuatro cabezas, o qué pasa si un bebé crece más y más dentro de la madre, o cómo eran antes de que nacieran, etcétera. Hay que tener presente la parte emocional de las niñas y niños en estos temas.

Es común que en esta edad busquen la validación de su existencia con comentarios tales como si sus papás los querían cuando nacieron, si eran felices cuando eran bebés.

Referencias

  • Manual para la acción: Prevención de abuso sexual de niñas y niños. Una perspectiva con enfoque de Derechos, patrocinado por Pfizer, México 2007.
Imagen cortesía de Depositphotos.com.Gelpi


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste