‘Dulce Agonía’ en la 67 Asamblea Mundial de la Salud

El documental Dulce Agonía, se presentó en el marco de la 67 Asamblea Mundial de la Salud, ante un auditorio de expertos en el tema. Se contó con las opiniones de Xaviera Cabada de El Poder del Consumidor (EPC), Anna Glayzer, de Consumers International (CI) y Hannah Brinsden de World Obesity Federation.

 


Xaviera Cabada de EPC comentó: “El propósito del documental ha sido compartir la experiencia que viven las personas en México, y a través de él, prevenir la epidemia de obesidad y diabetes en otros países y familias. Esto nos demuestra, cómo la excesiva publicidad, la falta de promoción de la lactancia materna, la falta de acceso al agua, la alta disponibilidad de comida chatarra y bebidas azucaradas, no son casos aislados, sino parte de un ambiente perfecto para generar la epidemia de obesidad y diabetes que vivimos en el mundo”.

Por su parte Anna Glayzer de CI expresó que el documental Dulce Agonía, muestra el rostro humano de las estadísticas de la epidemia de obesidad y diabetes en el mundo, específicamente de la experiencia mexicana. Para tomar cartas en el asunto, retomó la experiencia para combatir el tabaquismo: “El consumo de tabaco ha disminuido en algunos países a raíz del compromiso que existe. Este mismo compromiso es necesario para combatir los problemas asociados a la dieta. El problema es global y requiere soluciones , se necesita es un consenso a nivel global”, opinó.

Hannah Brinsden de World Obesity Federation, Policy and Advocacy Researcher, reiteró: “Todas estas enfermedades son prevenibles y actualmente se cuentan con recomendaciones internacionales, sin embargo no se están implementando. No es suficiente lo que se está haciendo en el tema“.

Estas declaraciones, sobre el gran problema de obesidad y diabetes a nivel mundial, se suman a las que se dieron el día de ayer en la presentación de la propuesta Convención global para la promoción y protección de dietas saludables, en donde el Profesor Boyd Swinburn de World Obesity, refirió a que es mucho más costoso, tratar las enfermedades crónicas que prevenirlas, sin embargo los presupuestos para prevención son muy bajos, lo que hace una enorme incongruencia entre la incidencia y la acción.

Olivier de Schutter, relator de la Organización Mundial de la Salud, señaló: “El azúcar es tóxica, causa diabetes y también es adictiva, tiene un alto costo para la sociedad, por lo que es necesario fortalecer prácticas agrícolas más saludables y reconectar a los consumidores con sistemas alimentarios locales”.

Contenido relacionado