Qué hacer para que la adicción por tu serie favorita… no te quite tiempo de “cariño”

La forma de entretenernos ha cambiado, hoy en día tenemos contenido audiovisual de a montones en todos lados, de hecho podemos decir que la frase que usamos para quejarnos de la cantidad de hijos que tenían nuestros abuelos: “Antes no había Tele”, tiene mucha verdad, ya que el sexo era (y es) una forma de entretenerse.

Pareja en apasionados besos
¿Por qué tenemos menos relaciones sexuales? bezikus
Un estudio que se realizó en la Universidad de Cambridge habla del tiempo invertido entre tener relaciones sexuales y ver series, quisimos adentrarnos en el tema con ayuda de Yao Peña, educadora de sexualidad de Prudence y decirte qué hacer para que la adicción por tu show favorito no te quite tiempo de “cariño”.

Queremos resaltar que este estudio menciona que en los años 90, el promedio de relaciones sexuales era de 67 veces al año, lo cual es de 5 a 6 relaciones sexuales al mes. Actualmente las personas de entre 18 a 28 años tienen en promedio solo 3 relaciones sexuales al mes, por lo que se calcula que en el 2030 se dejará de tener sexo.

¿Y eso qué tiene que ver con mi serie? dirán algunos, pero por la masiva conexión y dependencia que tenemos de nuestros dispositivos, hace que no haya hora para que se terminen las opciones de entretenimiento. Pues antes no había mucho que ver o hacer por las 11:00-11:30 de la noche y esta era la hora para echar pasión, la programación solía terminar temprano.

De hecho la cantidad que se invierte hoy en día a las plataformas digitales se divide en niveles de adicción (dependiendo del tipo de serie) según lo publicado por el New York Times y basado en un estudio del mismísimo Netflix:

  • El espectador adicto: Este individuo termina una temporada en 4 días y el tiempo que pasa frente al televisor es de 2 horas y 30 minutos.
  • El que ve los programas muy rápido: A este le toma 5 días terminar una temporada, por lo que pasa 2 horas al día viéndolos.
  • El espectador más relajado: Este es el que pasa menos tiempo frente al televisor, termina una temporada en 6 días y solo invierte 1 hora con 45 minutos de su día.

Y la tendencia general que fue observada es que cuando los usuarios ven las siguientes temporadas, éstas se consumen incluso más rápido que las temporadas anteriores.

El problema no es tanto el tiempo invertido, sino el que se prefiera ver una serie a tener tiempo de pasión con la pareja, así que si sientes que de alguna forma esto les ha afectado en su relación, solo es cuestión de reducir el tiempo dedicado a la series y usar un poco de la ayuda de Prudence para salir de esta adictiva rutina:

  1. “Tiempo”:
    • Ver una serie con tu pareja es algo que puede unirlos mucho, y si no aguantan perderse un capítulo, tengan un foreplay antes de comenzar a verlo, este puede incluir un masaje con algún aceite con sabor (fresa y choco menta).
    • También pueden utilizar un juguete mientras lo ven y así ven con más entusiasmo ese show o tal vez deciden no verlo y continuar con el juego. Y si quieren tener mayor “sensación”, apliquen algún lubricante con sabor. Solo deja que tu creatividad fluya.
    • Otra opción es dedicar unos días a no ver series y romper la rutina del día, esto puede ser con algo simple como salir y caminar, tener una cena en casa, ese capítulo puede esperar unas horas.
  2. “Dieta Digital”:
    • Esta es la única dieta que le recomendamos a todos y es justo tener unas horas sin tecnología o un día entero como un domingo lejos de todos los dispositivos electrónicos, algunos tips pueden ser guardar el teléfono durante el tiempo que estamos con nuestra pareja, incluso el no usarlo como despertador, ¡el punto es desconectarse!
    • Descansar de la tecnología te permite conectarte con tu pareja y producirá un aumento del sentimiento de felicidad y bienestar.
    • Imagina que no hay televisión, aunque pienses que puede ser aburrido, el romance puede hacer todo lo contrario, éste no surge por arte de magia pero este tiempo extra puede ayudarnos a ser más creativos a la hora del romance, es cuestión de aprovecharlo y aplicar la de nuestros abuelos, ¡pero con protección!

Podemos concluir que no está mal ser fan de una serie o ser cinéfilo y no creemos que sea el final del sexo, pero lo esencial es no permitir que este contenido y dispositivos se interpongan entre nuestra relación y el acercamiento con nuestras parejas, el contacto y la atención son parte del placer que sí merecen ser repetidos al igual que tu serie favorita.

Con información proporcionada por Prudence[.]

Publicaciones relacionadas