Dos propuestas para complementa tus rutinas de higiene personal en el baño

Tener una buena higiene personal es una de las necesidades esenciales en nuestra vida diaria. Gracias a esta mantenemos nuestro cuerpo saludable.

¿Cómo lograr una máxima higiene personal en el baño?
¿Cómo lograr una máxima higiene personal en el baño? Regio
Desde pequeños aprendemos hábitos de higiene básicos, que nos ayudan a prevenir infecciones o enfermedades oportunistas como:

  • Bañarnos diariamente
  • Lavarnos las manos antes y después de ir al baño
  • Cepillarnos los dientes después de cada comida
  • Limpiarnos las uñas.

Al crecer, seguimos rutinas adicionales las cuales nos hacen sentirnos mucho más limpios, como utilizar enjuague bucal, ponernos desodorante y lociones para mantener esa sensación de frescura a lo largo del día. Además de estas rutinas, existen otras 2 que, sin duda, te ayudarán a lograr una máxima higiene.

Complementa tu rutina en el baño

Nuestros hábitos en el baño están enfocados en mejorar nuestro bienestar, ya que a través de ellos obtenemos una higiene adecuada.

En el caso de nuestra rutina en el sanitario, todo se resume al papel higiénico. Un producto de aseo sumamente necesario para tener una limpieza correcta. Esto es de suma importancia, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS), alertó que en el sanitario existen millones de virus, bacterias y parásitos.

Podríamos pensar que, con este sencillo paso, nos encontramos completamente limpios, no obstante, para asegurar una máxima higiene te recomendamos complementar tu rutina con papel higiénico húmedo. Una opción que puedes considerar es el de Regio, con el cual podrás seguir una sencilla rutina de dos pasos:

  1. Con el papel seco remueves.
  2. Con el papel húmedo limpias.

Desechar el papel higiénico usado en el escusado

De acuerdo con Irma Rosas, investigadora del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, uno de los hábitos que persisten incorrectamente en la actualidad, es tirar el papel higiénico directamente al bote de basura, esta acción genera que los gérmenes se esparzan en el ambiente propiciando enfermedades infecciosas.

Para evitar la propagación de estas bacterias, es importante desechar el papel higiénico usado en el inodoro y bajar la tapa; de esta manera evitaremos que las bacterias se propaguen en el ambiente.

En el pasado, no era recomendable desechar el papel higiénico por el inodoro, pero hoy en día los drenajes están preparados para que lo podamos hacer sin temor a tapar la cañería. Actualmente el papel higiénico es mucho más suave y se desintegra al contacto con el agua en aproximadamente 1 minuto, lo mismo sucede con el papel higiénico húmedo Regio[.]

Publicaciones relacionadas