Adiós de los malestares estomacales

Son las tres de la mañana, cambiaste pañales, le diste un tibio baño, lo arrullaste y cantaste, ofreciste un biberón y nada parece funcionar. ¿Por qué llora tanto?

Recuadrso con imagenes de bebé cominedo, bañándose y recostado
Es fundamental la alimentación en el primer año de vida del bebé. Lo óptimo es la leche materna. A partir del año se pueden dar fórmulas de continuación, como parte complementaria de una alimentación. Antes de dar este paso, es crucial consultar con el pediatra, con más razón si el bebé ha tenido molestias gastrointestinales.

A lo largo del primer año de vida, el aparato digestivo del bebé sufre muchos cambios“, dice el doctor, Sergio Fernández gastroenterólogo y pediatra certificado por la Academia Mexicana de Pediatría y la Asociación Mexicana de Gastroenterología ya que debe ir aprendiendo a digerir, absorber y excretar.

En este proceso muchos bebés tienen malestar y dolor abdominal, pues su aparato digestivo es aún inmaduro. Entre los malestares se encuentran los cólicos, la regurgitación, el exceso de gases, la diarrea y el estreñimiento” señala Fernández.

El cólico se define como episodios de llanto intenso y vigoroso durante al menos 3 horas al día, 3 días a la semana durante más de siete días. Son frecuentes entre el 4 o 5 mes de vida. La regurgitación es el derrame o devolución suave de contenidos estomacales hacia arriba y afuera de la boca de los bebés, acompañada algunas veces de eructo.

Esto sucede generalmente, en bebés de 4 a 7 meses de edad. La regurgitación puede ser causada por muchas cosas diferentes.

El músculo en la parte superior del estómago puede estar muy flojo (de manera que no puede retener cosas dentro), la válvula que se encuentra en el fondo del estómago puede estar demasiado apretada (de manera que el estómago se llena demasiado) o grandes burbujas de aire pueden ocupar mucho espacio. Algunas veces, los bebés simplemente beben leche demasiado rápido.

Es normal que traguen bastante aire mientras comen porque no controlan la técnica de succión, entonces tienen muchos gases.

Esto generalmente, afecta a bebés de 2 meses de edad. La diarrea se define como unas deposiciones frecuentes que son acuosas y malolientes, o que contienen moco. El estreñimiento se produce cuando el aparato digestivo del bebé genera heces duras e infrecuentes que le resultan difíciles de expulsar. Pueden salir en bolitas duras o provocar dolor o hemorragia. Si el bebé no evacúa en una o dos semanas, no hay de que alarmarse, es normal. No forces ni manipules su cuerpo. Mejor ve al doctor.

La causa de estos malestares estomacales” dice el pediatra, “es debido muchas veces por el tipo de leche que consumen los bebés (No obstante, antes de cambiar de fórmula, es muy importante que lleves a tu bebé con el pediatra). Algunos pequeños son sensibles a la lactosa. La lactosa es el azúcar en la leche que está presente en las hembras de los mamíferos. La lactosa es una enzima producida en el intestino delgado. A veces éste no es capaz de producir esta enzima, y se dice que hay intolerancia a la lactosa. Las enzimas ayudan al cuerpo a absorber los alimentos. En este caso lo ideal es que el bebé tome leche con baja lactosa como los es Similac Total Confort 2, de Abbott“.
Similac Total Confort 2, es una fórmula de continuación de fácil digestión recomendada para niños de 1 a 3 años con necesidades especiales de nutrición. Favorece una buena digestión, Excelente desarrollo mental, visual y físico y del lenguaje. Y fortalece el sistema inmunológico.

Esta fórmula contiene ácidos grasos omega 3 (que se encuentra en la leche materna). Éstos ayudan la maduración y crecimiento cerebral y de la retina del bebé. Este acido es esencial porque el cuerpo no lo produce. Hay que consumirlo por medio de los alimentos. Lo mismo sucede con el acido graso omega 6, que ayuda al fortalecer el sistema inmunológico. También contiene taurina, colina, hierro, prebióticos, nucleótidos y calcio.

La taurina es un aminoácido esencial que se encuentra en nuestro cuerpo.

Ayuda a un mejor funcionamiento de la retina y el desarrollo cerebral. La colina es la molécula precursora de la acetilcolina, un neurotransmisor que está involucrado en muchas funciones, entre las cuales se incluye la memoria.

Es un nutriente dietético importante para que todas las células del cuerpo funcionen de manera normal. El hierro es un mineral que se encuentra en cada célula del cuerpo y se le considera un metal esencial debido a que se necesita para formar parte de las células sanguíneas. Los prebióticos estimulan el crecimiento de las bacterias que apoyan el crecimiento del bebé.

Los prebióticos son sustancias vegetales no digeribles que pueden formar parte de algunos alimentos. Ayudan a prevenir infecciones intestinales. Los nucleótidos ayudan al sistema inmunológico del bebé. El calcio es el mineral con mayor presencia en el organismo. Un 99 % se encuentra en los huesos y dientes y el 1% en el torrente sanguíneo. Además tiene proteínas de suero de leche hidrolizada, (un saborizante natural empleado en los alimentos procesados) especialmente formulado para ser suave en estómagos pequeños.

Es fundamental la alimentación en el primer año de vida del bebé. Lo óptimo es la leche materna. A partir del año se pueden dar fórmulas de continuación, como parte complementaria de una alimentación. Antes de dar este paso, es crucial consultar con el pediatra, con más razón si el bebé ha tenido molestias gastrointestinales.

Imagen cortesía de admin | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Humanista y facilitadora en Desarrollo Humano

, , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste