#TenemosQueHablar”, campaña que busca prevenir el acoso sexual en la administración pública 

La violencia contra mujeres y niñas es una “pandemia” que no sólo perjudica a las víctimas, sino que también afecta a las familias y a la sociedad.  Es un continuum de violencia que las mujeres temen y sufren todos los días, de manera continua, a través de diversos tipos de violencia en todos los ámbitos de su vida.

La eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas es un catalizador para que las mujeres puedan ejercer sus derechos.

El acoso sexual es uno de los tipos de violencia más normalizados y tiene un impacto negativo en el derecho de las mujeres a trabajar sin miedo. De acuerdo con la ENDIREH, la violencia ejercida contra las mujeres en el ámbito laboral, en el último año, ocurrió principalmente en las instalaciones del trabajo (79%). Y tan sólo en el primer semestre de 2019 los órganos Internos de Control (OIC) de la Administración Pública Federal recibieron 226 denuncias de esta índole: 128 de acoso sexual y 98 de hostigamiento sexual.

Por tal motivo, el día de hoy ONU Mujeres y la Secretaría de la Función Pública lanzaron la campaña Tenemos que hablar, cuyo objetivo es contribuir a la prevención de la violencia de género en el servicio público a través de dar a conocer a los funcionarios y las funcionarias, qué conductas o acciones son acoso sexual u hostigamiento sexual y las sanciones que se pueden imponer cuando se cometen. Se espera impactar alrededor de un millón de funcionarios y funcionarias de la Administración Pública Federal.

Esta campaña también invita a conocer el Protocolo para la prevención, atención y sanción del hostigamiento sexual y acoso sexual que fue presentado el día de hoy.

La campaña está dirigida al personal de la Administración Pública Federal y estará vigente del 25 de noviembre hasta finales de 2019 en las diferentes entidades de la Administración Pública Federal. Forma parte del Memorando de Entendimiento firmado recientemente por ONU Mujeres y la Secretaría de la Función Pública, con el objetivo de fortalecer las acciones de combate a la corrupción e impulsar una cultura de transparencia y rendición de cuentas, así como para garantizar el acceso de todas las mujeres a espacios seguros y libres de violencia

Además, la campaña Tenemos que hablar forma parte de la campaña Únete y los 16 días de activismo para eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas, con el lema “Pinta el mundo de naranja: condenamos todas las formas de violencia sexual”que hace eco a las voces de mujeres sobrevivientes que pusieron el foco en acoso sexual, violación, revictimización y otras formas de violencia sexual a través de movimientos como #MeToo, #TimesUp, #NoMeCuidanMeViolan, #Niunamenos, #Niunamás. Y donde reiteramos que las voces de las víctimas de violencia son indispensables y debemos escucharlas, por tanto tienen derecho a ser tratadas con humanidad, respeto y dignidad.

Como se establece en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas es un catalizador para que las mujeres puedan ejercer sus derechos. Esta visión sólo puede hacerse realidad mediante acciones y compromisos reales por parte de todos y de todas, incluidas las instituciones de gobierno, el sector privado, las universidades, las organizaciones no gubernamentales, los organismos internacionales y la sociedad en general.

 ONU Mujeres reitera su compromiso para seguir acompañando y apoyando, desde su ámbito de acción, todas las medidas encaminadas a poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas.

Referencias

[1] Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016 (ENDIREH-2016)

[2] Sistema de seguimiento, Evaluación y coordinación con los comités de ética (SSECCOE 2019)

[3] Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016 (ENDIREH-2016)

[4] Sistema de seguimiento, Evaluación y coordinación con los comités de ética (SSECCOE 2019)

 

 

Image courtesy of Depositphots

Contenido relacionado