Diabulimia

Este es un trastorno en el cual las personas que padecen diabetes tipo 1 omiten sus inyecciones de insulina con el propósito de perder peso.

Andrea Belcanto radica en Nueva York, tiene una hija, Mariana de 20 años. Esta joven fue diagnosticada con Diabetes tipo1 cuando tenia 11 años. Desde entonces requiere de insulina para poder controlar la enfermedad.

Andrea platica para Plenilunia los momentos difíciles que vivió cuando su hija estuvo cerca de sufrir un coma diabético por saltarse algunas dosis de insulina.

“Mi hija vive en otra ciudad, yo no la podía contactar y el guardia de seguridad la llevó al hospital de emergencia. Lo grave es que no hay síntomas, se puede llegar a un coma diabético de un momento para otro.”

Es muy común que las personas con diabulimia no sean diagnosticadas de un trastorno alimenticio. Generalmente se dice que tienen complicaciones con la diabetes. La diabulima es un trastorno alimenticio como la bulimia y la anorexia y se debe de tratar como tal. La diferencia es que con la anorexia y la bulimia se requiere de una participación activa como vomitar o ayunar y en la diabulimia se deja de administrar la insulina. La meta: perder peso.

Cuando alguien tiene diabetes su ingesta de calorías está muy limitada; ésta es la razón por la cual se les complica bajar de peso. Se estima que en Los Estados Unidos 450 mil mujeres con diabetes tipo 1, es decir, una tercera parte del total, se han saltado dosis de insulina con el fin de perder peso.

En México no se tienen estadísticas de este padecimiento, ya que cuando las jóvenes ingresan de emergencia a los centros de salud son diagnosticadas por otros trastornos relacionados con complicaciones por la diabetes.

Las personas con diabetes tipo 1 necesitan de inyecciones continuas de insulina para procesar los alimentos que ingieren. Sin insulina en su sangre, el cuerpo no puede utilizar los alimentos ingeridos como fuente de energía y la mayoría de las calorías que se comen se pierden. De algún lado tiene que salir esta energía y el organismo se las arregla para utilizar sus reservas pero a un precio muy alto.

El Dr. Sion Farca, médico internista del Hospital Ángeles de Interlomas, nos explica que los síntomas de la diabulimia coinciden con los de la diabetes no controlada:

A corto plazo: los pacientes empiezan a orinar constantemente, tienen sed, apetito excesivo, alto nivel de glucosa en la sangre, están cansados, presentan incapacidad para concentrarse y tienen bajos niveles de sodio.

A mediano plazo: atrofia muscular, enfermedad de reflujo gastoesofágico, indigestión, pérdida de peso considerable, deshidratación y colesterol alto.

A largo plazo: se presentan severos daños en los riñones, ceguera, problemas del corazón, coma diabético y la muerte.

Es muy complicado diagnosticar que esto en realidad es un problema de desorden alimenticio. Además del apoyo médico es indispensable buscar apoyo psicológico.

Los diabéticos tipo 1 y sus familiares deben estar conscientes de esta condición y, sobre todo, saber que tienen dos opciones: llevar una vida normal siempre y cuando la insulina esté controlada de una forma correcta o saltarse dosis de insulina para bajar de peso. Pero si optan por esta última, además, pueden perder la vida.



Escrito por


Temas relacionados