Infecciones vaginales

Seguramente te ha pasado al menos una vez en la vida que tu ginecóloco te dice: –“tienes una infección vaginal”. Generalmente se presentan por bacterias, hongos o por el llamado trichomona vaginalis que cuando se encuentran las condiciones físicas y ambientales idóneas para multiplicarse provocan este tipo de padecimientos mejor conocidos como vaginitis.

Los síntomas más comúnes son el flujo anormal, excesivo y maloliente, ardor, comezón y dolor al orinar o al tener relaciones sexuales. Se debe hacer un análisis microscópico de laboratorio para determinar el origen del problema.

Generalmente los resultados del laboratorio tardan cierto tiempo por lo que el diagnósctico se realiza en base a los signos y síntomas clínicos. En la mayoría de los casos el problema se debe a infecciones mixtas o polimicrobianas.

Bacterias

La vaginosis bacteriana es la infección cervico-vaginal más frecuente en mujeres en edad reproductiva y representa de 20 a 30 por ciento de este tipo de malestares. Se asocia con un desequilibrio entre la proporción de bacterias que habitualmente coexisten en la vagina; cuando disminuyen las buenas y aumentan las malas.

Se sabe que no se da por contacto con inodoros, lencería, piscinas o por tocar objetos, en cambio, sí está asociada con actividades o conductas que alteran el equilibrio entre las bacterias buenas y las dañinas. Por ejemplo, una nueva pareja o múltiples compañeros sexuales o bien, el uso frecuente de duchas vaginales. Las mujeres sin actividad rara vez presentan este padecimiento.

Hongos

El hongo Candida albicans provoca en la mayoría de los casos la llamada candidiasis vulvovaginal, infección común en la etapa reproductiva. Al menos un 75 por ciento de todas las mujeres presentaremos un episodio en algún momento de nuestra vida y del 40 al 55% un segundo.

Dentro de este padecimiento se han identificado tres grupos de mujeres: El primero se enfoca en las que nunca desarrollarán síntomas aunque estén colonizadas durante meses o años. El segundo corresponde a las que presentarán episodios aislados. El último grupo es de aquellas que presentarán tres o cuatro episodios recurrentes al año.

Trichomona vaginalis

Este organismo unicelular causa la llamada tricomoniasis vaginal, catalogada como una de las infecciones de transmisión sexual más comunes. Un 15 por ciento de las mujeres que llegan a consulta lo presentan, cifra que es menor en usuarias que usan métodos de barrera.

Afecta tanto a hombres como a mujeres, pero en las mujeres los síntomas son más comunes. Generalmente los varones no presentan sintomatología, pero un hombre portador puede continuar infectando o reinfectando a una mujer hasta que reciba tratamiento. Es importante que las parejas se antiendan al mismo tiempo.

Para evitar estos problemas ginecológicos las mujeres deben mantener limpia y seca el área vulvar. Es importante lavar la parte externa de nuestros genitales con un jabón suave, enjuagar y secar perfectamente. No es bueno que nos apliquemos duchas vaginales de benzal o isodine pues alteran el equilibrio de los organismos vaginales y esto puede causar una infección y si ésta existe puede empeorarla o diseminarla hacia zonas como el útero o las tompas de Falopio, hasta causar la Enfermedad Pélvica Inflamatoria.

Tampoco debes utilizar jabones de tocador, tampones aromatizados, talcos vaginales o desodorantes vaginales en aerosol, disminuir el uso del pantalón y ropa interior como la tanga o hilo dental. Y si el área vulvo-vaginal presenta irritaciones, sólo utilizar, entre otras medidas, papel higiénico libre de aromas.

También ayuda el evitar el uso de ropa ajustada, en especial la de materiales sintéticos como nylon o lycra. Es mejor la de algodón, porque absorbe la humedad y permite una mayor circulación de aire.

Debemos de aprender a distinguir cualquier síntoma que presentemos, ante cualquier irregularidad ir inmediatamente con el médico, pues el éxito del tratamiento siempre es mayor si se aplica en etapas tempranas de la enfermedad.



Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.


Temas relacionados