Impulsaran punto de acuerdo para asignar presupuesto específico a tratamiento e investigación del cáncer de la mujer

Durante el Foro “El cáncer de la Mujer: desafíos y avances tecnológicos en la atención, se informó que diariamente, el cáncer acaba con la vida de 15 mexicanas; su combate requiere más presupuesto para tratamiento e investigación.

Diariamente, el cáncer acaba con la vida de 15 mexicanas; su combate requiere más presupuesto para tratamiento e investigación
Diariamente, el cáncer acaba con la vida de 15 mexicanas; su combate requiere más presupuesto para tratamiento e investigación
La Comisión de Ciencia y Tecnología, que preside el diputado José Bernardo Quezada Salas, defenderá el presupuesto para investigación, prevención, detección y tratamiento del cáncer, que en 2013 registró 718 mil decesos, de los cuales 352 mil eran hombres, y 367 mil mujeres.

Durante el Foro “El cáncer de la Mujer: desafíos y avances tecnológicos en la atención, dijo que impulsará un punto de acuerdo para asignar presupuesto específico al tratamiento e investigación del cáncer de la mujer, en instituciones públicas, que pueden realizarlo. “Haremos lo que esté de nuestra parte para que el presupuesto no decline, sino que se incremente”.

Refirió que la mortalidad de este mal se ha duplicado en las últimas dos décadas y tiene una mayor afectación en mujeres, siendo el de seno, el tumor más frecuente. Es esencial la detección oportuna, pues en 70% de los casos se diagnostica en etapas avanzadas e incurables, y “además, no es el único que afecta a las mujeres, pues el cérvico-uterino también representa un serio problema de salud pública”.

Se debe ser sensible al abordar este tema que afecta a miles de familias, pues no sólo “lo padece el enfermo, sino también la familia, y además, transitar sobre una brecha que no da soluciones, lastima mucho”.

El foro, dijo, será punta de lanza para buscar que todas las instituciones brinden atención digna y no haya grandes filas de pacientes pidiendo, “como si fuera clemencia, la atención, alargando las fechas para atención digna”.

La diputada Lucely Del Perpetuo Socorro Alpizar Carrillo celebró que en este evento las fuerzas políticas y ciudadanía se sumen al esfuerzo de concientizar, reflexionar y replantear acciones para combatir “la enfermedad del Siglo XXI”, principal causa de muerte en mujeres a través del cáncer cérvico-uterino y mamario.

Nos enfrentamos a un obstáculo de grandes magnitudes en materia de salud y no es tema menor, pues cada año según la OMS muere medio millón de personas por cáncer de seno, y se diagnostican 1.3 millones de casos nuevos”.

En México, puntualizó, se registran anualmente 20 mil casos nuevos y 5 mil defunciones, esto es “15 mujeres al día y pese a los esfuerzos, no se ha disminuido la mortalidad de esta enfermedad”.

Datos de la Secretaría de Salud, apuntó, indican que de 1980 a 2012, el cáncer de mama pasó de ser la décimo quinta, a la segunda causa de muerte entre mujeres de entre 30 y 54 años de edad, sólo después de diabetes. “Hay un grave retraso y la detección temprana sólo se logra en el 10 o 15% de los casos”.

Consideró indispensable diagnosticar en estados iniciales, ello posibilita un tratamiento con 95% de posibilidades de cura.

Se pronunció por destinar más recursos para generar proyectos y estudios de detección temprana de tumores; incrementar campañas de prevención y causar un impacto positivo en la sociedad. “Atenderemos los resultados del foro para que la investigación sea tangible y real en todas y cada una de las mujeres que lo padecen”, concluyó Alpizar Carrillo.

La diputada Patricia Elena Aceves Pastrana afirmó que éste es un serio problema de salud pública.

En México se diagnostican 128 mil casos de cáncer al año, y al día, mueren 13 mujeres por tumores mamarios, pero “en la propuesta del presupuesto de Salud para investigación hay una disminución de 6 mil millones de pesos”.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 20 años más de 22 millones de personas tendrán cáncer y habrá 12 millones de decesos por esa causa.

Consideró que la tecnología, es fundamental, pues con el desarrollo de herramientas específicas se ofrecen tratamientos personalizados y medicamentes novedosos, que logran una importante tasa de éxito.

La diputada Mirza Flores Gómez, refirió que el tema del cáncer de las mujeres va más allá del mes de octubre, se debe impulsar todos los días del año y desde la educación básica.

Agregó que no se puede hablar de autoexploración cuando nunca se le ha educado en términos de salud sexual y reproductiva. “El cuerpo es un tabú, no les dicen a los niños de primaria cómo funciona y por qué es importante cuidarlo, qué es la salud, cómo autoexplorarse”.

Hizo un llamado a la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos para elaborar un trabajo conjunto y darle atención a lo realmente importante, la salud de las mujeres y el acceso inmediato a estudios y tratamientos.

La directora de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer, doctora Mayra Galindo Leal, destacó la importancia de atender los temas y retos de salud, debido al crecimiento epidemiológico del cáncer y la falta de recursos necesarios para atender a la población.

Explicó que el objetivo es combatir esta enfermedad mediante educación, prevención y detección, así como influir en políticas públicas que disminuyan su impacto. Asimismo, anunció el arranque de la segunda etapa de la campaña “para que no se te olvide”, que busca señalar los pasos para transformar la realidad del cáncer de la mujer en México.

La doctora Lucely Cetina, oncóloga especialista del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), afirmó que el modelo para desarrollar terapias efectivas contra el cáncer cérvico-uterino y las estrategias para su combate “no están funcionando, no se está previniendo y muchas mujeres mueren innecesariamente, cuando podrían ser curadas”.

En la comunidad de oncología mundial “no se sorprenden por nuestras estadísticas, sino por la respuesta limitada de los líderes nacionales y globales ante esta incuestionable y escalada crisis”.

Propuso implementar campañas de vacunación contra el virus del Papiloma humano, relacionado con el 99% de los casos de cáncer cérvico-uterino y consideró que un gran porcentaje de la población podría estar infectada con ese virus. Además, algunos adolescentes empiezan su vida sexual, incluso, antes de los 15 años, por eso es necesario vacunar a niñas, niños y adolescentes. Enfatizó que esta infección puede implicar también cáncer de pene, anal, de cabeza, cuello y faríngeo.

Exhortó a promover programas de detección oportuna, pues 80% de los diagnósticos se hacen en etapas localmente avanzadas y avanzadas; no hay muchos aparatos de radioterapia distribuidos en el país y no se hace cirugía robótica; además, la investigación internacional patrocinada por la industria, no apuesta por este tipo de cáncer, porque es una enfermedad de países pobres y su inversión está en riesgo.

Entre los factores de riesgo está el tabaquismo, tener más de una pareja sexual en la vida, consumo de anticonceptivos, multiparidad, nutrición e inmunología.

Afirmó que el Papanicolaou, la prueba de captura híbrida, e incluso, la colposcopía, no son suficientes porque en México prevalece en la población vulnerable. De ahí que los tratamientos deben ser individualizados; hay que utilizar la inmunoterapia, que es tratamiento estándar, y crear un grupo de investigadores que vigilen la calidad de los estudios para que no cuestionen las investigaciones.

El vicepresidente de la Sociedad Mexicana de Oncología, Samuel Rivera, señaló que el principal problema en México es que el mal se presenta a edades más tempranas, 10 años antes que en otros países, lo que afecta a mujeres en edad productiva y reproductiva.

Enfatizó que México no puede discutir el tema de las mastografías, porque 80% de los diagnósticos se dan en etapas avanzadas. Se pronunció por impulsar más recursos, porque es mínimo lo que se destina a este rubro, considerando las áreas de oportunidad para enfrentar esta enfermedad. “Hay que trabajar mucho para rebasar las estadísticas”.

El principal factor de riesgo tiene que ver con hábitos alimenticios, que favorece el síndrome metabólico, diabetes, hipertensión y obesidad; edad, estilo de vida factores hormonales y hereditarios.

Existen varios tratamientos para las diferentes etapas de desarrollo del cáncer: hormonoterapias, cirugías y quimioterapia, que han tenido muchos avances desde de 1970, y sigue siendo útil, así como el desarrollo de otras drogas como anticuerpos, “pero deben estar al alcance, y no en todos lados se tiene acceso a esos medicamentos”.

Pedro Luna Pérez, de la División de Cirugía del Hospital de Oncología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, destacó la importancia de identificar grupos para tomar acciones preventivas, como las cirugías reductoras de riesgos de cáncer.

La detección temprana es clave para combatir los diferentes tipos y ofrecer una sobrevida larga. Propuso establecer un registro de cánceres en México, incluso de los hereditarios; bancos de tejidos, laboratorios de genética molecular para establecer programas de detección, diagnóstico y profilaxis.

Explicó que una vez identificados los grupos de riesgo hereditario, se debe hacer una mastografía y ultrasonido, así como una resonancia magnética y, una vez que se detectado el gen o el síndrome para cáncer de mama-ovario, las pacientes deben ser sometidas a quimio profilaxis, inmunoterapia, mastectomía reductora de riesgo y quitar los ovarios para evitarlo.

Dolores Gallardo Rincón, del Grupo de Investigación en Cáncer de Ovario y Tumores Ginecológicos, del Incan, denunció la poca atención que se ha dado al cáncer de ovario, siendo que no es tan poco frecuente, pues llega a la mitad de los casos de cáncer de mama, es más letal que el de cérvix y reduce entre 30 y 20 años la oportunidad de vida a las mujeres.

Estamos en la segunda región de mayor frecuencia para cáncer de ovario del mundo, que representa 12 diagnósticos diarios y 8 muertes”. Ante ello, las campañas de detección son indispensables.

Entre los síntomas que puede presentar ese tipo de cáncer, está la colitis, y si se presentan más de 12 eventos en un mes, es necesario realizar un ultrasonido transvaginal, una prueba CA125 y una resonancia magnética, y cuando haya sospecha de este mal se debe admitir inmediatamente en el hospital, porque el diagnóstico es quirúrgico.

La meta en cáncer de ovario es no hacer diagnósticos en etapa avanzada –por ello, los ultrasonidos deben ser cada seis meses para mujeres en riesgo, y si se detecta una anomalía, cada tres meses—, además de destinar mayores recursos para estas neoplasias.

Imagen cortesía de Honorable Cámara de Diputados | México


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste