Para sanamente envejecer nuestra flora intestinal debemos cuidar y estas recomendaciones escuchar

Los hábitos alimenticios poco saludables comprometen el desarrollo de una microbiota intestinal sana en la edad adulta. Esto sumado al deterioro de las funciones del tubo intestinal a lo largo de la vida, en mayor o menor medida, afectan el sistema inmunológico e inflamatorio y pueden influir en la longevidad de las y los individuos, además de contribuir a generar condiciones crónicas de salud durante la vejez.

Pareja de adultos mayores desayinando
Los hábitos alimenticios, cruciales para un intestino sano.

Información consultada por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO) revela que la dieta es un factor preponderante en la preservación y cuidado de los microorganismos del intestino; en suma, nuestra microbiota modula el proceso de envejecer  1.

Hábitos alimenticios, cruciales para un intestino sano

En el estudio “Microbiota intestinal y envejecimiento: ¿un nuevo camino de intervención? 1 publicado en la Revista Española de Geriatría y Gerontología se destaca que las personas que han podido envejecer de mejor forma mantienen bastante estable la composición de su flora intestinal entre la tercera y la séptima décadas de la vida. Aun cuando la capacidad funcional de la misma disminuya. Asimismo, concluye que es posible modificarla en sentido positivo, actuando directamente a través de la dieta  2.

Por otro lado y de acuerdo a diversos especialistas, es un hecho que la microbiota también resulta afectada por muchos factores

  • Cambios fisiológicos que ocurren con la edad, como pueden ser algunas enfermedades
  • El empleo de determinados fármacos, fundamentalmente los antibióticos, pues estos disminuyen los microorganismos beneficiosos e incrementan los patógenos resistentes.

Algunos padecimientos que afectan el tubo intestinal y que pueden modificar la composición de la microbiota son la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn (inflamación intestinal). Entre los metabólicos están la diabetes mellitus tipo 2 y la obesidad. Además, los cambios en el microambiente intestinal se han asociado a muchas enfermedades comunes, como  3:

  • enfermedades cardiovasculares
  • síndrome del intestino irritable
  • obesidad
  • asma

Elementos de una buena salud digestiva

En los últimos años, diversas publicaciones especializadas parecen demostrar que las leches fermentadas, principalmente el yogur, ejercen una influencia positiva en la calidad de vida en las personas de edad avanzada. Incluso algunos estudios muestran que el mayor consumo de yogures se asoció a un menor desarrollo de síndrome metabólico en sujetos de alto riesgo cardiovascular.

Otros hallazgos destacan que la reducción de la diversidad de la flora intestinal y de sus capacidades metabólicas en edades avanzadas. Tales como el bajo nivel de ácidos grasos, pueden conducir a incrementos del tiempo del tránsito intestinal (estreñimiento)  4.

Al mismo tiempo, la microbiota es considerada como un nuevo factor implicado en el manejo del peso corporal. Esto al participar en el metabolismo energético a través de la dieta y en la regulación del almacenamiento de la grasa corporal o en el control de la oxidación de los ácidos grasos. En contraste, parece ser que los cambios en los microorganismos o bacterias que se encuentran en el intestino también pueden jugar un papel decisivo en la anorexia nerviosa, con la grave pérdida de peso que se produce, incluso en los trastornos mentales (ansiedad y depresión) que se asocian  5

Recomendaciones

Ante tal escenario, expertos  6 han recomendado que para obtener una buena microbiota intestinal y una salud digestiva se debe evitar:

  • estrés
  • consumo de tabaco y alcohol
  • sedentarismo

Al mismo tiempo se debe promover:

  • dormir lo suficiente
  • hacer ejercicio
  • mantener una alimentación diversa en frutas, verduras y fibra
  • reducir el consumo de azúcares refinados, grasas saturadas y carne procesada
  • incluir alimentos fermentados y grasas de buena calidad
  • cocinar de forma saludable
Imagen cortesía de gpointstudio | Anna Bizon


Referencias

  1. ; Microbiota intestinal y envejecimiento: ¿un nuevo camino de intervención?; Revista Española de Geriatría y Gerontología; Volumen 51, Issue 5, 2016, páginas 290-295; Fecha de publicación 01/09/2016; DOI: 10.1016/j.regg.2015.12.012; Disponible en el URL : ; Consultado el 01/12/2021
  2. ; Microbiota intestinal y envejecimiento: ¿un nuevo camino de intervención?; Revista Española de Geriatría y Gerontología; Volumen 51, Issue 5, 2016, páginas 290-295; Fecha de publicación 01/09/2016; DOI: 10.1016/j.regg.2015.12.012; Disponible en el URL : ; Consultado el 01/12/2021
  3. ; Microbiota intestinal y envejecimiento: ¿un nuevo camino de intervención?; Revista Española de Geriatría y Gerontología; Volumen 51, Issue 5, 2016, páginas 290-295; DOI: 10.1016/j.regg.2015.12.012; Disponible en el URL : ; Consultado el 01/12/2021
  4. ,; Microbiota intestinal y envejecimiento; Geroinfo; 2020;15(1); Disponible en el URI : https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=95980; Disponible en el URL : ; Consultado el 01/12/2021
  5. ; De la flora intestinal al microbioma; Rev. Española de Enfermedades Digestivas; vol.110 no.1, Madrid, ene. 2018; DOI: 10.17235/reed.2017.4947/2017 ; Disponible en el URL : ; Consultado el 01/12/2021
  6. ; Una microbiota sana protege frente a gérmenes y refuerza el sistema inmunitario intestinal; Fundación Española del Aparato Digestivo; Fecha de publicación 20/05/2020; Disponible en el URL : ; Consultado el 01/12/2021
Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste