¿Gripe recurrente? podría ser asma

Un buen diagnóstico es la clave para controlar el asma.
Un buen diagnóstico es la clave para controlar el asma. Es importante acudir con el especialista y no abandonar los tratamientos sin autorización del médico, ya que puede originar crisis que son más costosas y dañan la calidad de vida.

El cambio climático, es una de las causas que están incrementando el número de personas con asma, indica la alergóloga Nelly Ramírez Chanona, quien estima que en México existen 10 millones de asmáticos, de los cuales,  7 millones son niños menores de seis años.

Comenta que hace 20 años se calculaba que sólo 5% de los mexicanos tenían este padecimiento.  “Debido a este aumento considerable, el asma se ha convertido en un problema de salud pública, ya que la mayoría de las personas que sufren por esta enfermedad son subdiagnosticados y los primeros síntomas se confunden con una gripa normal”, explica la especialista.

Hoy en día, el asma bronquial es reconocida como una enfermedad alérgica -no como un problema pulmonar- producida por  desencadenantes que generan ciertas alteraciones como  infecciones, olores fuertes, cambios bruscos de temperatura, esfuerzos físicos, estrés, nerviosismo, alteraciones de la digestión, reflujo, humo, irritantes, ejercicio, entre otros.

El asma se presenta con síntomas como tos, silbido en el pecho (sibilancia), secreciones (flemas), fatiga y opresión torácica; por ello es importante que se detecte a tiempo, ya que su evolución es progresiva y conlleva la destrucción de los tejidos bronquiales, disminuyendo la función pulmonar.

El asma se manifiesta de muchas maneras

  • Asma no alérgica (Intrínseca): Suele manifestarse en la edad adulta generada por algo en el interior del cuerpo, como una infección de los senos nasales, sinusitis o reflujo gástrico (acidez).  Se presenta de forma crónica.
  • Asma Alérgica (Extrínseca): Debido a ácaros del polvo doméstico, pólenes, pelos, plumas, productos animales, hongos y sus esporas (mohos), polvos de granos y habas y aditivos, entre otros.
  • Asma Ocupacional: Es producido por la inhalación de humos industriales, polvos y emanaciones que se encuentran en el lugar de trabajo.
  • Asma a medicamentos como Ácido Acetil Salicílico (AAS) y antiinflamatorios no esteroides. Ambos pueden causar reacciones adversas en las vías respiratorias.
  • Asma inducida por ejercicio: Se presenta obstrucción de las vías aéreas de 5 a 20 minutos después del ejercicio o en el curso del mismo.

 

Un buen diagnóstico es la clave para controlar el asma. Es importante acudir con el especialista y no abandonar los tratamientos sin autorización del médico, ya que puede originar crisis que son más costosas y dañan la calidad de vida del paciente.

Cuatro de cada diez pacientes con  asma ingresan al hospital por lo menos una vez al año. Las mujeres tienen más riesgo de llegar a una sala de emergencias a consecuencia del asma, que los hombres. Además en México, el 65% de los pacientes interrumpe su tratamiento y el 85% no lleva tratamiento adecuado; todo esto por falta de información en la materia.

El asma además genera un gran impacto económico por gastos de hospitalización, ausencia escolar y laboral.

  • En México se estima que entre 3 y 6 millones de personas no saben que tienen asma.
  • El 30% de niños con este padecimiento, lo desarrolló por tener padres fumadores.
  • El humo del tabaco provocó un incremento de 30% en el asma bronquial infantil en la última década.
  • En el 54% de las  familias fumadoras, los niños están expuestos al humo del cigarro de una a cinco horas diarias.
Imagen cortesía de Depositphotos.com | Plenilunia


Gabriela Xochiteotzin Peña

Escrito por

Editora y periodista especializada en salud. Soy Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la UAM Xochimilco, especializada en periodismo en salud por la Universidad Anáhuac y Universidad Panamericana, respectivamente. Me considero afortunada de ejercer la comunicación porque es la profesión que me apasiona. He incursionado en diversas áreas como radio, televisión, prensa escrita, editorial, periodismo digital, comunicación institucional y relaciones públicas. Socia Fundadora de Plenilunia, 2004. Mi incursión en medios impresos incluye el periódico El Economista y editora de revistas como Plenilunia, Diabetes Hoy y Soy Natural, así como publicaciones especializadas para la industria farmacéutica. Amo a mi familia, disfruto una buena plática y un rico café. @GabXochiteotzin

, , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste