Más que gastritis, puedes tener reflujo gastroesofágico

Puede confundirse la gastritis con el flujo gastroesofágico.
[/media-credit] A veces no sabemos distinguir entre padecimientos que parecen ser similares. La gastritis y el reflujo gastroesofático son ejemplo de estos.
La Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE) es una de las más comunes y de la que más se desconoce debido a que se confunde con otros padecimientos como la gastritis.

Ambas pueden surgir por un mismo evento, pero son diferentes y las consecuencias de su control también. Por ello es importante conocer las características de cada una de estas enfermedades.

De acuerdo con la ENSANUT 2012, el 5.7% de la población acude a consulta por enfermedades gastrointestinales. Y entre ellas, la incidencia por ERGE aumenta considerablemente en personas mayores de 40 años.

Es más frecuente en varones que en mujeres y de acuerdo con la Asociación Mexicana de Gastroenterología, es una de las principales causas de consulta clínica, ya que por lo menos una vez al mes lo sufre 4 de cada 10 mexicanos.

El reflujo gastroesofágico es una condición que se suele presentar durante o después de la comida, cuando el  contenido del estómago se regresa al esófago,   tubo que conecta la boca con el estómago, ocasionando complicaciones.

Los especialistas comentan que los síntomas típicos de la enfermedad son, la pirosis -que es la sensación de ardor detrás del esternón- y la regurgitación –percepción del contenido gástrico en la boca-. Entre estas dos, el primero es el más frecuente.

En algunos individuos, este molesto padecimiento no interfiere con su salud general, pero en otros el ácido del estómago regresa hacia la tráquea y causa tos, ahogo, dificultad para respirar e incluso neumonía. Con el transcurso del tiempo, puede formarse tejido cicatrizal en el esófago que dificultará la deglución de los alimentos.

La gastritis y el flujo gastroesofágico son enfermedades similares.
[/media-credit] Podemos creer que es gastritis; pero a veces hay enfermedades que no tomamos en cuenta y se pueden confundir.
Es muy importante visitar a su médico ante los primeros síntomas para que indique el tratamiento a seguir, y evitar ante todo los remedios de rápida solución, ya que si deja su malestar al azar es posible que tarde o temprano tenga complicaciones serias como úlceras y hemorragias esofágicas, aspiración pulmonar, esofagitis, laringitis y ronquera matutina.

Los medicamentos denominados inhibidores de la bomba de protones han dado resultados efectivos para el control de este común padecimiento en la población mexicana.

Y el laboratorio de origen inglés Astra Zéneca es pionero en el desarrollo de estos fármacos útiles para el tratamiento  de los síntomas a corto plazo, en la curación de la esofagitis, cualquiera que sea la gravedad, así como en el tratamiento y la prevención de las recurrencias1.

Es importante que si tú llegas a presentar pirosis o regurgitación, no lo dudes más y acude con el especialista.

Además, recuerda cuidar tu alimentación y evitar el tabaco, las comidas ricas en grasas, el chocolate, el café, el alcohol, condimentos o irritantes como el picante y el jugo de naranja. Suelen ser muy agresivos cuando se es susceptible a esta enfermedad.

[i]Pilotto A, Franceschi M, Pris F. Recent advances in the treatmen of GERD in the elderly: focus on proton pum inhibitors. Int J Clinica Pract 2005;59:1204-1209.

Imágenes cortesía de piotr_marcinski y valuavitaly


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste