Relajarse y olvidarse de las presiones ¿mejora la fertilidad y las posibilidades para embarazarse?

Quedar embarazada puede ser una experiencia muy estresante para cualquier pareja. Investigadores estudiaron a 501 mujeres entre 18 y 40 años sin problemas de fertilidad, que querían concebir para encontrar si existe una la relación del estrés con la fertilidad y determinar el impacto de las situaciones agobiantes en la infertilidad.

Acercamiento de los pies de una pareja en una amaca en la playa
Las parejas no deben culparse a sí mismos si están experimentando problemas de fertilidad, ya que el estrés no es el único o el más importante factor involucrado en la capacidad de una mujer para quedar embarazada
Un estudio realizado por doce meses con 501 mujeres que deseaban concebir y sin problemas de fertilidad, demostró que existe una relación entre los altos niveles de estrés y una reducción de la probabilidad de embarazo. El trabajo que se publica en línea en la revista Human Reproduction sugiere que el estrés se asocia con un mayor riesgo de infertilidad.

Courtney Denning-Johnson Lynch, director de epidemiología reproductiva en el Centro Médico Wexner de la Universidad del Estado de Ohio (Ohio State University Wexner Medical Center), y sus colegas encontraron que las mujeres con altos niveles de alfa-amilasa – un indicador biológico de estrés medido en la saliva – son 29% menos propensas a quedar embarazadas cada mes y tienen más dos veces de probabilidades de cumplir con la definición clínica de infertilidad (no queda embarazada a pesar de 12 meses de relaciones sexuales regulares sin protección), en comparación con las mujeres con bajos niveles de esta enzima proteína.

Los hallazgos son parte de la Investigación Longitudinal de la Fertilidad y el medio ambiente (Longitudinal Investigation of Fertility and the Environment, LIFE). Se tomarón muestras de saliva de los participantes por la mañana después de la inscripción y de nuevo a la mañana siguiente el primer día de su primer ciclo menstrual.
Las muestras estuvieron disponibles para 373 mujeres y se midieron para determinar la presencia de dos biomarcadores de estrés (alfa-amilasa salival y cortisol).

Lynch dijo “Este es el segundo estudio en el que hemos demostrado que las mujeres con altos niveles de los biomarcadores de estrés alfa-amilasa salival tienen menor probabilidad de quedar embarazadas, en comparación con las mujeres con bajos niveles de este biomarcador. Por primera vez, estamos demostrado que este efecto es potencialmente clínicamente significativo“, y explica que los resultados de esta investigación deberían alentar a las mujeres que están pasando por dificultades para quedar embarazadas a considerar controlar su estrés mediante técnicas de reducción del estrés como el yoga, la meditación y una atención integral.

Sin embargo, dijo que las parejas no deben culparse a sí mismos si están experimentando problemas de fertilidad, ya que el estrés no es el único factor, ni el más importante involucrado en la capacidad de una mujer para quedar embarazada.

Referencias

Imagen cortesía de anyaberkut


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste