Los trastornos del estado de ánimo en el embarazo y el posparto

Se sabe que aquellas mujeres con antecedentes de episodios depresivos tienen más riesgo de presentar depresión en el postparto; sin embargo, poco se sabe qué tanto riesgo tiene esta misma población en cuanto a presentar episodios de manía.

¿Con qué frecuencia se altera el estado de ánimo en el embarazo?
¿Con qué frecuencia se altera el estado de ánimo en el embarazo?
Para tener una idea más clara al respecto, un grupo de clínicos llevó a cabo una investigación cuyos objetivos fueron determinar en forma prospectiva con qué frecuencia se presentan cuadros de manía o de hipomanía durante el postparto en mujeres con antecedentes de trastornos depresivos, y determinar cuál es la relación temporal entre el inicio de la manía o la hipomanía y la depresión.

Los casos seleccionados se encontraban, en promedio, en la semana 26 del embarazo. A todos les aplicaron la Escala de Depresión Postnatal de Edinburgo y respondieron la Escala de auto-evaluación de Manía de Altman (ASRM).

Quienes presentaron manía/hipomanía en la primera semana mostraron significativamente más síntomas de manía/hipomanía en las etapas posteriores del postparto. Estos resultados indican que es de gran importancia el evaluar la presencia de síntomas de manía o de hipomanía en el periodo postparto sobre todo en aquellas mujeres con antecedentes de episodios de depresión.

Una de las principales dificultades para lograr esto es que no se cuenta con instrumentos clínicos de tamizaje lo suficientemente específicos para llevar a cabo este procedimiento.

Existe un buen número de estudios que muestran que la conversión de depresión mayor a trastorno bipolar no es un fenómeno infrecuente en el periodo del postparto. De acuerdo a un trabajo de Angst, la tasa promedio de cambio diagnóstico es del 1% por año de observación.

Se han identificado varios factores que tienen que ver con esta conversión; entre ellos se mencionan el de los antecedentes familiares de bipolaridad, el uso de tres o más antidepresivos o bien una edad temprana del inicio del padecimiento.

En este estudio el procedimiento consistió en reclutar a mujeres embarazadas que estaban entre las semanas 24 y 28 de gestación, con antecedentes de depresión mayor o de trastorno bipolar II.

El reclutamiento inicial incluyó a 146 participantes, todas contaron con la entrevista inicial y al menos una entrevista de seguimiento en el postparto. De ellas, 92 se diagnosticaron en la entrevista inicial con un trastorno depresivo mayor y 54 con un trastorno bipolar tipo II. Seis pacientes (6.52%) mostraron un cambio diagnóstico de depresión mayor a bipolar II en algún momento durante los seis meses posteriores al parto.

Los resultados muestran que el periodo del postparto se puede considerar como una fase de alto riesgo para un nuevo inicio de manifestaciones de manía/hipomanía en mujeres con trastorno depresivo mayor. La tasa de cambio diagnóstico a trastorno bipolar II fue del 6.52%, lo cual es casi 18 veces más frecuente de lo que se ha encontrado en estudios de viraje que incluyen a hombres y a mujeres de cualquier edad.

Este trabajo tiene la virtud de ser uno de los primeros que aborda este tema en particular, sin embargo no deja de tener ciertas limitaciones. Una de ellas es que una proporción importante de mujeres que fueron entrevistadas al inicio (27%) no pudieron tener al menos una entrevista posterior. Si bien los autores no encontraron diferencias importantes al analizar los datos sociodemográficos entre estos dos grupos, no se puede descartar la posibilidad de que hubiese diferencias importantes entre ellos.

Por otra parte, la muestra fue de pacientes ambulatorias lo cual puede considerarse que las incluidas fueron mujeres con manifestaciones moderadas de los trastornos. No se puede saber por el momento si los resultados pueden replicarse en muestras de condiciones de mayor gravedad. Tampoco se tomó en cuenta el que el uso de opiáceos (con frecuencia aplicados en el parto) podría tener un efecto de elevación del ánimo. Estos y otros aspectos deberán ser incluidos en futuras investigaciones.

No obstante, la información que este trabajo proporciona debe servir de alerta a los clínicos que atienden a mujeres en estas fases de la vida reproductiva.

Referencias

  • Información clínica del Boletín del Instituto Nacional de Psiquiatría “Juan Ramón de la Fuente”. VOLUMEN 25, NÚMERO 6, JUNIO 2014.
Imagen cortesía de TatyanaGl


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste