Puerperio

después del alumbramiento, puerperio, depresión post parto, cambios, recuperación, interacciones, baby blues
Después del alumbramiento

Cuando ya tuviste a tu bebé, regresas a casa con nuevas responsabilidades y muchas cosas por hacer. Todo tiene su debido tiempo y algo muy importante es que no te debes descuidar. No olvides continuar con la supervisión de tu médico (a). Tienes que saber que después del alumbramiento entrarás a una etapa que se llama puerperio, mejor conocida con “cuarentena”, periodo en el cual tendrás que tomar algunas precauciones que te permitan tener una adecuada recuperación.

Debes estar conciente que recibirás mucha información sobre el tema por parte de amigas o familiares que posiblemente te confundan, por lo que es importante que te informes a través de fuentes confiables para que salgas lo mejor librada de esta etapa.

La Dra. Paloma De la Torre, Ginecóloga del Hospital Ángeles del Pedregal, comenta que el puerperio es muy temido por muchas mujeres debido a la información, muchas veces distorsionada, sobre el tema: “Después de tener al bebé, las mujeres temen esta etapa por muchas creencias que no tienen ningún sustento; dicen por ejemplo: si se te enfrían los pies la leche se te corta. Yo nunca he visto a una mamá que le salga yogur por el pecho. Incluso algunas mujeres cuando se van a casa salen del hospital forradas con gorrito, calcetines y rebozo en la cabeza y afuera hay 38 grados centígrados de temperatura”.

Durante el puerperio, agrega la especialista, se deben tener ciertos cuidados que nos ayudarán a que todos los cambios que tuvimos en el organismo vuelvan a la normalidad y evitar infecciones u otras situaciones que puedan perjudicar nuestra salud a largo plazo.

-Higiene: Baño diario, limpieza adecuada, vigilar cómo está el sangrado transvaginal. Paulatinamente, el sangrado (loquios) deberá ir disminuyendo hasta desaparecer.

-Cuidado de los senos: Lavarlos, dar masaje y lubricación. La lubricación es importante porque la saliva del bebé es corrosiva. Hay que lavarse el pezón antes y después de darle de comer al bebé. Posteriormente, ponerse una cremita y, al bañarse, dar masajes circulares.

– Vigilar que no haya fiebre.

-En caso de cesárea, debes lavar la herida con agua y jabón.

La Dra. De la Torre comenta que algunas mujeres -durante el puerperio- pueden sufrir de un trastorno llamado depresión post-parto o baby blues, que es un cambio absolutamente relacionado con las hormonas. Agrega que generalmente cuando termina el puerperio se acaba el proceso de depresión. No obstante, si al concluir este periodo continúa la depresión, es importante acudir con el especialista.

Imagen cortesía de Jessica Pacheco Ramírez | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste