Siéntete bonita después del parto

bonita después del parto, parto natural, cesárea, recuperación física, comunicación en pareja, estado de animo, fuerza física, fuerza física, recuperación emocional, cicatrices, estrías, celulitis,
Recuperación emocional

Un parto natural o con cesárea necesita de recuperación física y emocional. Recobra tu energía y familiarízate con el integrante. Los primeros meses son de visitas y mucho trabajo en casa que difícilmente podrás atender. No te preocupes, eso puede esperar; trata de enfocarte en ti misma para poder empezar con las actividades. El pequeño, por lo pronto, sólo comerá y dormirá. Apóyate en alguien que te ayude con las tareas difíciles y duerme siestas mientras el bebé hace lo propio. Recuerda que parte de tus horas de sueño y descanso serán importantes en tus estados de ánimo y fuerza física. Él necesita de una mamá flamante y renovada, aspectos que el reposo te regala.

Habla con tu pareja

El contacto con la pareja es muy importante; si no la tienes, la compañía de una amiga o de algún familiar de confianza te retroalimentará y te ayudará a desahogar tus miedos e inquietudes. Es un proceso que puedes compartir porque es un momento para unir y comprender. No olvides tu intimidad; charla con tu pareja y negocien tiempos para cuidar al bebé; esto es crucial para que ambos realicen sus tareas personales y se sientan cómodos. Invítalo a formar parte de las nuevas actividades como el baño, la comida y el sueño. Si tu compañero no se siente involucrado, no le agradará cuando le pidas ayuda. Cuéntale cómo te sientes y escucha lo que él siente. Cada bebé es distinto y las emociones de los padres también varían.

¡Me veo terrible!

Después del parto, los pechos se agrandan y están más sensibles, la pancita se pone flácida, tu periodo menstrual te provoca cólicos, las piernas se muestran hinchadas y crees que jamás podrás recuperar la figura. La sensación de sentirte diferente es normal, sin embargo, es importante que sepas que es un proceso que durará poco tiempo. La recuperación emocional ayudará al rescate físico. Dicen que sentirse bien es verse bien. No te descuides y ¡manos a la obra!

El peso

No faltará quien te recomiende mil cosas para untarte o ponerte. No te dejes llevar por “medicamentos mágicos” o rutinas exhaustivas que pongan en riesgo tu salud y la del bebé. Te recomendamos que te acerques con los expertos en deporte y nutrición con el antecedente de que eres nueva mamá y quieres recuperar tu peso. Es más seguro y sano. En tres meses estarás como nueva siguiendo las indicaciones al pie de la letra. Recuerda que bajar de peso implica mucha fuerza de voluntad, pero trata de no obsesionarte.

Los senos

Existen reafirmantes que ayudan a tonificar. Puedes usarlos siempre y cuando no afecten la alimentación del bebé. La dieta que te recomiende tu nutrióloga(o) será básica para que regresen a la normalidad.

Las estrías

Al igual que la celulitis, las estrías atacan principalmente a las mujeres; al 75% de las adolescentes y al 85% de las embarazadas. Entre las sustancias que contienen los productos anti-estrías están los extractos de origen marino por su acción nutritiva y por su poder de estimulación celular.

Cicatrices

Si tuviste una cesárea, la cicatriz se pondrá menos visible con el paso del tiempo, pero nunca desaparecerá.

Recarga las pilas

-Si no te sientes a gusto con tantas visitas, planéalas y lleva una agenda. Tus amistades entenderán que aún no estás lista.

-Reserva espacios para relajarte leyendo un libro o escuchando música.

-Báñate todos los días y date el tiempo para incluir aromaterapia con ricas esencias en el baño.

-Empieza una rutina de ejercicios supervisada por un entrenador certificado. Recuerda que el ejercicio es la mejor manera de sacar el estrés. Pídele a una persona que te ayude a cuidar a tu bebé durante esa hora.

-No descuides a tus viejas amistades. Si tienes el desayuno de todos los martes, descansa, pero no lo dejes por lapsos largos. Recuerda que ser mamá no debe implicar descuidar tu vida social.

-Si es posible, contrata a una persona que te ayude con las actividades del hogar, limpieza y orden; ya llegará el tiempo para que tú te coordines. Que a veces esté todo tirado no debe frustrarte, no pasa nada.

-Únete a nuevas madres que te ayuden a compartir anécdotas y formen un grupo de charlas.

[[Acércate a:

Instituto Mexicano de la Pareja: www.ametep.com.mx

Gimnasio con guardería: www.sportsworld.com.mx

Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición:
www.innsz.mx]]

Imagen cortesía de Jessica Pacheco Ramírez | Plenilunia


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste