Presentan en LED 2019 avances científicos para atención integral en México de pacientes con diabetes tipo 2

En el marco del foro Líderes Expertos en Diabetes (LED 2019), se presentaron en México avances en el campo de la diabetes mellitus tipo 2. Se analizaron las recomendaciones internacionales para beneficio de los pacientes que viven con la enfermedad, las complicaciones más frecuentes y el tratamiento integral para quienes tienen alto riesgo cardiovascular.

México es uno de los países con mayor índice de adultos con diabetes; desafortunadamente, cerca del 50% no han sido diagnosticados y de los que sí, sólo 3 de cada 10 mantiene un adecuado control de la enfermedad [1].
México es uno de los países con mayor índice de adultos con diabetes; desafortunadamente, cerca del 50% no han sido diagnosticados y de los que sí, sólo 3 de cada 10 mantiene un adecuado control de la enfermedad [1].
Con el propósito de conocer los más recientes avances en la atención integral de la diabetes mellitus tipo 2 (DM2) y su relación con las enfermedades cardiovasculares (ECV), recientemente la Alianza Boehringer Ingelheim y Eli Lilly & Company (BI-Lilly) realizó, en la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, el primer encuentro de Líderes Especialistas en Diabetes: LED 2019, evento de alto nivel académico-científico al que asistieron más de 100 profesionales de la salud de diversos estados de la República Mexicana.

LED 2019 contó con destacados conferencistas nacionales e internacionales que compartieron su experiencia y conocimiento sobre la importancia del tratamiento personalizado de los adultos con DM2, pues en el país es uno de los principales motivos de ceguera, insuficiencia renal crónica y amputaciones no traumáticas; quienes viven con esta condición, tienen de 2 a 4 veces más probabilidades de sufrir ECV –como infarto agudo de miocardio o accidente cerebrovascular en comparación con alguien que no la padece [2]. Debido al mayor riesgo cardiovascular, 50% de los pacientes con DM2 fallecen por esta complicación [3], de ahí la importancia del adecuado abordaje y tratamiento.

La Dra. Sonia Citlali Juárez Comboni, Gerente Médico del área Cardiometabólica de Boehringer Ingelheim México, comentó que este evento representa un “parteaguas” en la actualización de los médicos de primer contacto, internistas, endocrinólogos y cardiólogos, pues hoy más que nunca la DM2 requiere un manejo multidisciplinario debido al incremento de factores de riesgo como obesidad, hipertensión arterial y colesterol, entre otros, así como la necesidad de contar con nuevos medicamentos que ayuden a los pacientes a controlar sus niveles de azúcar en la sangre y proteger su corazón, sobre todo si tienen alto riesgo cardiovascular.

Indicó que los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer los resultados hasta ahora obtenidos del programa único de estudios cardiovasculares a largo plazo (CARMELINA [4],[5]) que la Alianza BI-Lilly actualmente lleva a cabo con su inhibidor de la dipeptidil peptidasa-4 (iDPP-4), el cual demostró seguridad cardiovascular para una amplia variedad de pacientes con DM2. También, se revisaron los estudios y las implicaciones benéficas para enfermedades cardiovasculares de su inhibidor del co transportador sodio-glucosa tipo 2 (iSGLT2) de última generación, y que proporcionó datos completos sobre su perfil de seguridad cardiovascular y renal en adultos con DM2.

Por el alto impacto social y económico que tiene, la diabetes mellitus tipo 2 se ha convertido en un tema que requiere de especial atención dentro del Sistema de Salud, de ahí que tener mayor conocimiento de sus manifestaciones, su estrecha relación con las enfermedades cardiovasculares y las terapias disponibles para su tratamiento adecuado, es esencial para mejorar la salud y salvar la vida de quienes la padecen”, subrayó Juárez Comboni.

Expuso que, en la actualidad, México se ha posicionado como uno de los países con mayor índice de adultos con diabetes; desafortunadamente, cerca del 50% no han sido diagnosticados y de los que sí, sólo 3 de cada 10 mantiene un adecuado control de la enfermedad1. “Su cuidado es complejo debido a su propia naturaleza, al diagnóstico tardío, a un inadecuado apego al tratamiento y/o al creciente número de personas que están siendo detectadas. Por esa razón, desde noviembre del 2016 fue declarada una emergencia sanitaria en el país” [6].

Ante ello, agregó, “es fundamental que la industria farmacéutica realice acciones para detener su impacto, una forma de hacerlo es invertir en investigación y desarrollo de nuevas moléculas, así como fomentar la educación médica continua, principalmente en estados como Chiapas, entidad con el mayor número de casos de diabetes en el país (en 2011 reportó un 111.69% de pacientes, mientras que el en 2017 aumentó a 357.97%; esto significa un aumento del 212.12%) [7]”.

Por su parte, el Dr. Fernando Lavalle González, Jefe de la Clínica de Diabetes en el Hospital Universitario de Monterrey, Nuevo León, y coordinador de la agencia científica de LED 2019, coincidió en que la evaluación de los riesgos y la correcta atención de la diabetes es una prioridad en la agenda nacional de salud, por lo que es primordial que los médicos estén a la vanguardia en el conocimiento profundo de la enfermedad y de medicamentos innovadores, “lo que le permitirá tomar decisiones clínicas asertivas y mejorar el tratamiento individualizado, teniendo en cuenta las circunstancias de los pacientes, sus necesidades, valores y preferencias”.

Nuestra misión como médicos es ayudar a los cerca de 12 millones de mexicanos, entre 20 y 79 años de edad, que hoy viven con diabetes mellitus tipo 2 [8]. Si logramos mejorar su control glucémico para evitar un infarto cardiaco o cerebral; o bien una complicación renal, contribuimos a reducir la carga económica y social que representa este padecimiento para las familias, instituciones y gobiernos”, concluyó el experto[.]

[referencias]

Image courtesy of chagin

Related posts