Piel sana de la cabeza a los pies

Várices: arañitas en la piel

Las varículas son pequeñas várices que se presentan como venas dilatadas de color rojo brillante a rojo vino o azul en ramilletes y formando algo como telas de araña. Por ello se les conoce como “arañitas en la piel”. El 80% de la población en edad adulta las padece y afecta 4 veces más a las mujeres que a los hombres. Se observan con mayor frecuencia en el 50% de las mujeres de entre 14 y 48 años de edad.

Las “arañitas en la piel” se presentan a causa de factores hereditarios, sedentarismo (permanecer parado o sentado por largos periodos), uso de anticonceptivos, problemas hormonales, embarazo, afecciones del hígado y obesidad. El tabaquismo, la falta de ejercicio así como el incremento del peso corporal incrementan la prevalencia.

Las varículas comúnmente se presentan en las piernas y muslos, sin embargo, también llegan a aparecer en la cara -alrededor de la nariz, mejillas o parpados- así como en el tórax anterior o en la “v” del escote.

Para disminuir el riesgo de padecerlas se recomienda el uso constante de medias elásticas y una vida más activa. Además, al realizar viajes de más de 3 horas, es ideal una hidratación intensa, movilidad en las piernas, levantarse y caminar de vez en cuando así como tomar una aspirina antes de iniciar el viaje.

Con información de la Fundación Mexicana para la Dermatología.

Cómo elegir el mejor desodorante

La acción del desodorante está estrechamente relacionada con cada tipo de cuerpo.

Te proporcionamos algunas pautas que debes considerar para elegir el desodorante que más se adecue a tus necesidades. Toma nota.

Te recomendamos:  El neumococo

1 Considera tu altura y peso. ¿Eres delgada y alta o, más bien, bajita y robusta? estas características juegan un papel muy importante a la hora de elegir el desodorante adecuado. Si eres delgada, es decir, si tu cuerpo es bajo en grasas, tendrá menos olor. En este caso, debes optar por un desodorante suave. Si eres robusta, elige uno más fuerte.

Si quieres evitar que el desodorante manche tu piel, elige los que no contengan perfume.

2 Si tienes un estilo de vida agitado y te estresas constantemente debes usar un producto fuerte, independientemente de tu complexión física.

3 En caso de alguna enfermedad en la piel o sensibilidad a los perfumes, compra los hipoalergénicos; tienen una esencia natural o vienen directamente sin perfume.

Observa tu cuerpo y considera tu estilo de vida, ellos te guiarán a elegir el mejor desodorante para ti. Una buena decisión es consultar a un dermatólogo(a), quien despejará todas tus dudas.

Fuente: www.feminidades.com

Alergias en la piel

La piel es nuestra principal barrera de protección contra patógenos o contaminantes externos a los que estamos expuestos constantemente. La dermatitis es una reacción alérgica a un material en contacto con la piel.

Aparece unas horas después del contacto y puede durar días, siempre y cuando la piel deje de estar en contacto con ese material.

Las causas más comunes de irritantes incluyen jabones, baba, diferentes alimentos, detergentes, lociones fuertes para bebé y perfumes.

Metales

El níquel, el cromo y el mercurio son los metales que más comúnmente causan dermatitis por contacto:

-El níquel se encuentra en la bisutería, las hebillas de los cinturones y correas de los relojes, así como también en los broches y los ganchos de la ropa.

Te recomendamos:  Descubre cuál es tu nivel de estrés...

-El mercurio, que se encuentra en las disoluciones para los lentes de contacto, puede causar problemas en algunas personas sensibles.

Cosméticos

Muchas clases de cosméticos pueden causar dermatitis alérgica por contacto. Los tintes permanentes del pelo que contienen parafenilendiamina son las causas más frecuentes. Otros productos que pueden causar problemas incluyen los tintes utilizados en la ropa, los perfumes, las sombras de ojos, el esmalte de uñas, los labiales y algunos protectores solares.

Si presentas reacciones alérgicas en la piel, no te automediques. Acude con el especialista para que te recomiende un buen tratamiento.

Fuente: http://www.vbc-genomics.at

¿Te comes las uñas?

La onicofagía, es decir, el hábito de morder, desgastar o comerse las uñas a través de los dientes, lo padece más del 30% de los adolescentes y el 5% de los adultos, explicó la doctora Addy Gladys Arceo Núñez, integrante de la Fundación Mexicana para la Dermatología, A. C. (FMD).

Esta condición es síntoma de estrés y además trae como consecuencia infecciones en las uñas, así como deformidades estéticas de manos, labios y en la forma de dientes.

¡Uñitas, para qué las quiero!

-Son láminas de queratina.

-Pertenecen a uno de los órganos sensitivos más importantes: la punta de los dedos.

-Las uñas sanas pueden tener forma ovalada y de color parcialmente rosado, las de las manos crecen de 4 a 5 veces más rápido que las uñas de los pies.

-En verano crecen más que en invierno.

Hongos al ataque de las uñas

¿Tienes las uñas gruesas, descoloridas o escamosas? es posible que tengas una infección de las uñas causada por un hongo llamado dermatofito. La infección se come tu piel y las uñas, de manera que puede continuar creciendo y contagiándose.

Te recomendamos:  Mamografías gratuitas en Expo Mujer 2008

La infección que tienes en las uñas no se irá por sí sola. Lo más probable es que empeore, y los tratamientos que tú aplicas directamente sobre las uñas pueden no llegar en cantidad suficiente hasta la raíz.

-Si no se trata, la infección podría causar dolor, alterar tus actividades y contagiar a otras personas.

-La infección en las uñas puede contagiar a otras partes del cuerpo.

-Cubrirse las uñas con esmalte o esconderlas debajo de las medias o del calzado no es una solución. Esto en realidad puede favorecer la diseminación de la enfermedad al proporcionarle un entorno cálido y húmedo.

Acude directamente con un dermatólogo para que realice un diagnóstico y proporcione el tratamiento adecuado.




Escrito por

Editora y periodista especializada en periodismo en salud. Socia Fundadora de Plenilunia desde 2004. Editora de revistas como Plenilunia, Diabetes Hoy, así como publicaciones especializadas para la industria farmacéutica. @GabXochiteotzin


Temas relacionados