Reconstrucción mamaria: más que un tema estético, un tema de salud física y emocional. Conoce las técnicas disponibles

El tratamiento para una paciente diagnosticada con cáncer de mama debe de ser integral, es decir, debe de contar con apoyo psicológico durante toda la enfermedad, acceso a cuidados, procedimientos, cirugías, medicamentos adecuados, una rehabilitación integral y oportuna, dónde se incluya en los casos que aplique, la reconstrucción mamaria.

El tratamiento para una paciente diagnosticada con cáncer de mama debe de ser integral, incluyendo la reconstrucción mamaria cuando la paciente sea candidata al procedimiento.
El tratamiento para una paciente diagnosticada con cáncer de mama debe de ser integral, incluyendo la reconstrucción mamaria cuando la paciente sea candidata al procedimiento. belchonoc
Así lo indicó el  el Dr. Oscar Mata, líder médico de Johnson & Johnson Medical Devices en México, quien agregó que todo ello deberá contar con el acompañamiento emocional durante todo el proceso de recuperación.

Y es que gracias a los avances en tratamientos médicos, el incremento en el diagnóstico oportuno y la autoexploración, los índices de supervivencia se han incrementado. Actualmente en Latinoamérica el 90% de las mujeres que padecen cáncer de mama tienen una tasa de supervivencia de 5 años y el 83% tiene una tasa de supervivencia promedio de 10 años. Dado lo anterior, sobrevivir no es suficiente si consideramos una reintegración social y salud emocional efectiva y rápida para toda sobreviviente, señaló el especialista.

La paciente no puede saber cómo va a reaccionar ante la pérdida de una mama, tal vez se sienta preocupada, ansiosa, triste e insegura, es un gran golpe a la autoestima tener que aceptar que perderá una parte importante de su vida, por ello la importancia de un tratamiento integral en el que la reconstrucción mamaria forma parte indispensable del mismo como un derecho de las pacientes, que les dé la oportunidad de sobrevivir dignamente, de salir adelante y reincorporarse a su vida social, profesional y afectiva lo más pronto posible y en forma adecuada.

La reconstrucción mamaria (reconstrucción de una o ambas mamas a través de tejido autólogo – tejido de la propia paciente – implantes y expansores tisulares), es trascendental para la rehabilitación física y psicológica del paciente. Las mujeres que son diagnosticadas con cáncer de mama y tratadas mediante una mastectomía – extirpación quirúrgica de todo el seno – sufren de un impacto emocional intenso, por ello la reconstrucción mamaria, sea inmediata – al momento de la mastectomía – o posterior, permite recuperar la imagen corporal alterada  y poco a poco volver a la normalidad, sin embargo, los efectos en la salud para aquellas mujeres que no tienen acceso a una reconstrucción mamaria pueden ser depresión, ansiedad y otros trastornos mentales.

Aunque cada paciente es diferente, existen diversas técnicas de reconstrucción mamaria, el uso de implantes y expansores utiliza una técnica quirúrgica más noble y la recuperación es pronta, por su parte, la reconstrucción con colgajos implica un mayor tiempo de cirugía y por ende de recuperación.

Algunas de las técnicas de reconstrucción mamaria disponibles son:

  • Reconstrucción mamaria con implante: Es el método más sencillo de reconstrucción, se coloca un implante – usualmente de gel de silicón –  a través de la incisión de la mastectomía para crear la nueva mama.
  • Reconstrucción mamaria con expansor tisular seguido de un implanteeste tipo de reconstrucción se realiza en dos procedimientos quirúrgicos separados. En el primero se coloca un expansor tisular –expansor de tejido – en la zona a reconstruir que se llena gradualmente con solución salina hasta alcanzar la proyección y volumen deseado, para posteriormente a través de otra cirugía colocar el implante de gel de silicón.
  • Reconstrucción mamaria con tejidos autólogosUna mama también puede ser reconstruida con los mismos tejidos de la paciente, con una transferencia de piel, grasa y músculo. Esta técnica es muchas veces la única opción para pacientes que han recibido o recibirán radioterapia.
    • Reconstrucción mamaria con colgajo de músculo recto transverso del abdomen (TRAM, por sus siglas en inglés)La piel y grasa del abdomen también se pueden utilizar para la reconstrucción mamaria mediante un procedimiento quirúrgico, el tejido abdominal es transferido con o sin músculo a la zona pectoral para dar forma a la mama.
    • Reconstrucción mamaria con colgajo dorsal anchoEl músculo dorsal ancho – junto con la parte de la grasa y piel de la espalda lateral –  puede ser usado para reconstruir la mama post-mastectomía en forma muy segura y confiable.
    • Reconstrucción mamaria con colgajos libresCuando no es posible utilizar las técnicas de reconstrucción mamaria TRAM o con el músculo dorsal ancho, pueden utilizarse tejidos de otras áreas del cuerpo humano como tejido de la región glútea superior, lateral del muslo, entre otros.

El tratamiento de una paciente con CaMa debe de ser llevado por un equipo multidisciplinario que incluya diversos especialistas, entre ellos, equipo oncológico, cirujano plástico, psicólogo y ortopedista, quienes serán los encargados de evaluar integralmente a la paciente para definir el mejor momento para hacer la reconstrucción” indicó el Dr. Mata.

La recuperación después de la cirugía de reconstrucción dependerá del tipo de técnica que se haya utilizado, es muy probable que den de alta a la paciente a los pocos días de haberse sometido a la cirugía. La mayoría de las mujeres puede reanudar sus actividades normales dentro de 6 a 8 semanas posteriores al procedimiento y si se utilizaron colgajos para la reconstrucción puede ser que el tiempo de recuperación sea más corto.

Las mujeres que se someten a la reconstrucción después de la mastectomía pasan por un período de adaptación emocional. De la misma manera que le toma tiempo adaptarse a la pérdida de una mama, toma tiempo comenzar a aceptar que la mama reconstruida es suya.

La reconstrucción mamaria es un derecho que va más allá de un tema estético, sin duda es un tema de salud física y emocional. Cuando después de meses o años de un tratamiento contra el cáncer de mama te ves desnuda al espejo y ves en tu reflejo una – o varias – cicatrices, recuerdas sí, el dolor, el sufrimiento, la angustia, pero el verte completa te reafirma que sigues viva, que la enfermedad no te venció, simplemente te reconstruyó”: Verónica Velasco, paciente reconstruida y sobreviviente de cáncer de mama.

Publicaciones relacionadas