Dulces sanos

dulces, sanos, campaña, niños sedentarios, Secretaría de Salud, buena alimentación, hábitos saludables, padres responsables, recomendaciones, consumo de frutas y verduras, educación para la salud.
Educación para la salud

Anteriormente, cuando veíamos un niño gordito asumíamos que era un niño sano. Ahora sabemos que esto no es un indicador, al contrario puede ser un niño con problemas de colesterol, hipertensión, o incluso diabetes. Un niño que permanece con sobrepeso hasta los doce años, es muy difícil que recupere su peso adecuado.

En el mes de noviembre en nuestro país, se llevará a cabo una campaña denominada “Dulces Sanos”, esta campaña es un esfuerzo tripartita entre la Secretaría de Salud, el departamento de Agricultura de Estados Unidos y la serie televisiva “Lazy town” tiene como finalidad incrementar el consumo de frutas en la dieta infantil.

He visto que en los supermercados y tiendas de autoservicio ya venden los combos para ponerles el almuerzo a los niños, y la verdad es que son muy prácticos pero hay que ponernos a pensar con qué alimentamos a nuestros hijos. Estos paquetes contienen una bolsita de frituras, el panquecito y una lechita saborizada ¿Dónde quedaron los pepinos con limón y sal, la zanahoria rayada, las manzanas, las jícamas?

Reconozco que son fuente importante de energía o calorías, pero nos enfrentamos a una problemática de niños sedentarios, ¿cuántas horas del día pasan tus hijos frente a la televisión, la computadora o los videojuegos? Es por eso que la generación de nuestros hijos tiene una esperanza de vida menor a las anteriores pese al desarrollo de la medicina y esto se debe principalmente a la alimentación que llevan.

Esta campaña tendrá lugar en las escuelas, tiendas de autoservicio y los hogares mexicanos a través de juegos y el ejemplo que tiene la serie televisiva se pretende incrementar la venta y el consumo de frutas y una vida más activa.

La serie televisiva es protagonizada por el personaje “Sportacus” quien es el héroe de niños y niñas en Lazy town, se pretende que este personaje sea el vehículo ejemplo para que nuestros hijos quieran ser tan ágiles, atléticos y activos como él.

La participación de nosotros como padres es crucial en esta tarea, pues es nuestra responsabilidad convertir esta actividad en un hábito para nuestros hijos, una buena manera es poner a su alcance estos “Dulces Sanos”. Las frutas se pueden llevar a cualquier lado fácilmente y son fuente rápida de sabor y energía en cualquier momento.

Otras recomendaciones para propiciar este cambio son colocar en casa a la vista las frutas, mantenerlas limpias y apetecibles, de este modo es más probable que las coman. Incorporar frutas cortadas o en puré a platillos. Cambiar su presentación para hacerlas más llamativas, hacerlas en brochetas, cortarlas en cuadritos o en palitos y dárselas como botana.

El consumo mínimo de las frutas debe ser de una porción del tamaño del puño de tu hijo por día. A veces pasamos mucho tiempo pensando en invertir en la educación de nuestros hijos, cuál será la mejor escuela, clases particulares de inglés, piano, un fideicomiso escolar… Pero pocas veces nos detenemos a pensar en que de lo que coman hoy dependerá la salud que tengan el día de mañana.

Imagen cortesía de Depositphotos.com | Plenilunia


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste