Terapias no hormonales para el climaterio

ciclo de vida, cambios naturales, madurez biológica, climaterio, menopausia,   proceso biológico gradual, menopausia espontanea o quirúrgica, terapia de reemplazo hormonal (TRH), terapias NO HORMONALES a base de isoflavonas,
Terapias no hormonales a base de isoflavonas

Llegar a la madurez representa una oportunidad para desarrollar todo tu potencial, pues es el comienzo de una etapa que augura grandes momentos. Para disfrutar este nuevo ciclo de vida, lo ideal es estar informada sobre los cambios naturales que se experimentan en este periodo, y actuar en pro de tu bienestar.

La madurez biológica es la transición entre los años de fertilidad de la mujer y sus años no fértiles. Para la mayoría de las mujeres, el climaterio y, posteriormente la menopausia, son parte de un proceso biológico gradual. El climaterio, empieza alrededor de los 35 años de edad y puede desarrollarse de 2 a 8 años antes de la fecha de la menopausia, y extenderse hasta 2 a 6 años después de la última menstruación. En México, la menopausia espontánea se presenta entre los 48 y 50 años de edad.

Para contrarrestar algunos de los posibles efectos de la menopausia espontanea o quirúrgica (ovariectomía bilateral/extirpación de los ovarios), los médicos pueden recomendar la terapia de reemplazo hormonal (TRH), que puede tener efectos beneficiosos para muchas mujeres.

Y aunque en la actualidad los beneficios de la TRH están avalados científicamente, está contraindicada para mujeres embarazadas, con sangrado vaginal inexplicado, enfermedad hepática crónica o activa, historia de cáncer de endometrio o mama, trombosis vascular reciente, o que padezcan migrañas y convulsiones, entre otros.

Para aquellas mujeres que requieren tratamiento para los síntomas del climaterio y no son candidatas a la TRH, existen terapias NO HORMONALES a base de isoflavonas, productos de origen vegetal con actividad estrogénica.

El frijol de soya, es por excelencia la fuente más abundante de isoflavonas. Dos de las isoflavonas presentes en la soya, la genisteína y la daidzeína, se distinguen por su actividad estrogénica y su efecto inhibitorio del crecimiento de células tumorales de cáncer mamario. Además, atenúan la pérdida ósea, resequedad vaginal y falla cardiaca por la baja de estrógenos en mujeres durante el climaterio.

RIMSA, maneja una alternativa de terapia NO HORMONAL, para los síntomas del Síndrome Climatérico. Pregunta a tu ginecólogo.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste