¿Tu hijo es hiperactivo? puede tener déficit de atención.

Alrededor del 85% de los pacientes que presentan déficit de atención en la niñez seguirá presentándolo en la adolescencia y en la vida adulta.

El trastorno por déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es un padecimiento neuroconductual que provoca desorden en el comportamiento por una falla de atención apropiada, hiperactividad e impulsividad.

La Dra. Matilde Ruiz, médico Neurólogo Pediatra, Socia Fundadora y ex Presidenta del Grupo de Expertos Nacionales para el Estudio del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad A.C. (GENPE), comentó que el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) se caracteriza por la combinación de un comportamiento hiperactivo con falta de atención y continuidad de tareas, el cual frecuentemente suele acompañarse de un retraso en el desarrollo motor y del lenguaje, así como de trastornos en el aprendizaje, conductas disociales y de baja auto-estima.

“Se trata de un padecimiento que es corregible, a través de terapia psicológica y farmacológica. De acuerdo con la encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica 2009, entre el 5 y 6 por ciento de la población entre 6 y 16 años padecen TDAH, esto supone alrededor de 1 millón 600 mil niños y niñas, de las cuáles sólo el 8 por ciento está diagnosticado y tratado”.

Este trastorno neurológico que afecta el comportamiento tiene como principales características la dificultad para mantener la atención, el desequilibrio emocional, la distracción recurrente y los movimientos generados por la inquietud, entre otras conductas.

Desde la perspectiva de la neurología, el déficit de atención, se produce por una disfunción del cerebro que padecen niños y adultos que puede diagnosticarse por presentar síntomas de comportamiento poco usual, tales como: hiperactividad, deficiencia e impulsividad, comento la Dra. Matilde Ruiz.

Síntomas

Este padecimiento tiene mayor incidencia en niños que en niñas. Los principales síntomas de este trastorno son:

• Falta de atención
• Impulsividad
• Hiperactividad

Diagnostico

Para diagnosticar el TDAH es necesario realizar una evaluación completa la cual debe ser realizada por médicos que harán una valoración física y clínica completa, con énfasis especial en el funcionamiento académico, social y emocional del niño, además de su nivel de desarrollo, señaló la Dra. Ruiz.

Generalmente – agregó la especialista- se le pedirá a los padres, maestros y a veces también al niño que completen cuestionarios y escalas como parte de la evaluación. “El objetivo del tratamiento es que los niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad enfoquen mejor sus pensamientos e ignorar distracciones”.

Otra de las características, puntualiza, la doctora es que el déficit de atención puede diagnosticarse en pacientes con las siguientes características:

• No pueden mantener la mente en una cosa durante mucho tiempo, por ejemplo en juegos y tareas similares.
• Se equivocan porque no pueden prestar atención a los detalles
• Aparentan no estar escuchando cuando alguien les habla directamente
• No pueden finalizar sus tareas y obligaciones
• Evitan aquellas actividades que puedan exigirles un esfuerzo mental que no creen poder realizar

• Distraerse fácilmente frente a estímulos que no sean relevantes

• No poder siquiera realizar las actividades diarias

De acuerdo con la Neuróloga, el tratamiento a seguir es por medio de la medicación habitual es un principio activo llamado Metilfenidato (un estimulante del sistema nervioso central) y que se comercializa con distintos nombres.

“Llevar un tratamiento adecuado es lo mejor, sin embargo también es recomendable que los niños estén en actividades físicas como: futbol, natación, karate etc. Donde puedan dejar toda la energía que tienen. Hacer deporte y llevar una alimentación adecuada, es muy recomendable para este tipo de pacientes”.

En México un niño con TDAH tarda entre 2 y 3 años en ser diagnosticado, debido a la falta de difusión que existe sobre el padecimiento y desinterés de los padres, ya que en un principio creen que las conductas de los niños son por berrinches o mal comportamiento, finalizó la Dra. Ruiz.

Imagen cortesía de Jenella | Jelena Jokic


Avatar

Escrito por

Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Valle de México (UVM). Cuenta con amplia experiencia en el sector salud; trabajó en Revista “Cirujanos Plásticos” como reportera y especialista en artículos de salud y belleza. Colaboró en Explota Radio UVM en el área de producción y capsulas especiales; ha sido coordinadora de 7 distribuidores de camas terapéuticas para personas de la 3° edad, en Grupo Guilmsa, Financiera en el Sector Salud. Twitter @rubirosaless

, , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste