Descubre la inteligencia de tu hijo

La “Teoría de las inteligencias múltiples”, desarrollada por Howard Gardner, la cual nos dice que todos los seres humanos poseemos al menos ocho formas de inteligencia.
[/media-credit] La “Teoría de las inteligencias múltiples”, desarrollada por Howard Gardner, la cual nos dice que todos los seres humanos poseemos al menos ocho formas de inteligencia.
¿Te preocupa saber si tu hijo o hija es más o menos inteligente que otros niños?, ¿Sigues pensando que un alumno que destaca en matemáticas o español, posee mayor inteligencia que quien lo hace en Educación Física o Artística?

Pues bien, es importante que sepas que el hecho de que alguien sobresalga en una u otra disciplina, no significa que tenga mayor capacidad intelectual que los demás, se debe simplemente a que una de sus inteligencias presenta un nivel de desarrollo más alto.

Y para explicarlo mejor, déjame platicarte sobre la “Teoría de las inteligencias múltiples”, desarrollada por Howard Gardner, la cual nos dice que todos los seres humanos poseemos al menos ocho formas de inteligencia, que cuando nacemos presentan distintos niveles de crecimiento.

Las siguientes preguntas, que hace la especialista española Meritxell Viñas, nos ayudarán a entender de manera más clara el objetivo de esta Teoría: “¿Quién es más inteligente Einstein o Messi? o ¿Quién es más inteligente Dalai Lama o Mozart?”. Ella misma responde: “Los cuatro poseen inteligencias excepcionales que pertenecen a campos diferentes y que se han desarrollado en diferentes partes del cerebro”.

Las ocho inteligencias a las que Gardner se refiere son:

  1. La inteligencia lingüística-verbal: es la capacidad de emplear correctamente el lenguaje oral o escrito y la tienen los niños a los que les gusta escribir historias, leer, jugar con rimas o trabalenguas y que aprenden con facilidad otros idiomas.
  2. La inteligencia física-cinestésica: es la habilidad para expresar ideas y sentimientos con el cuerpo, desarrollar la coordinación, el equilibrio, la destreza, la fuerza, la flexibilidad y la velocidad. Estos niños destacan en actividades deportivas, danza, expresión corporal y son hábiles en la ejecución de instrumentos.
  3. La inteligencia lógica-matemática: es la capacidad de analizar problemas de forma lógica, realizar operaciones matemáticas e investigar temas científicos. Los niños que la desarrollan analizan con facilidad planteamientos y problemas y tienen gusto por los cálculos numéricos y las estadísticas.
  4. La inteligencia espacial: es la habilidad de representar gráficamente las ideas. Está en los niños que estudian mejor con gráficos, esquemas o cuadros y entienden muy bien planos y croquis.
  5. La inteligencia musical: es la capacidad de percibir, distinguir, transformar y expresar el ritmo, timbre y tono de los sonidos musicales y la tienen los niños que se sienten atraídos por los sonidos de la naturaleza y por todo tipo de melodías, disfrutan siguiendo el compás con el pie, golpeando o sacudiendo algún objeto rítmicamente.
  6. La inteligencia interpersonal: es la posibilidad de percibir los estados emocionales de los demás. Estos niños disfrutan trabajando en grupo, son convincentes en sus negociaciones y comprenden a sus compañeros.
  7. La inteligencia intrapersonal: es la capacidad de ser disciplinado, comprensivo y tener amor propio. Los niños que la desarrollan son reflexivos, razonan acertadamente y suelen ser consejeros.
  8. La inteligencia naturalista: es la capacidad de distinguir, clasificar y utilizar elementos del medio ambiente, objetos, animales o plantas; incluye las habilidades de observación, experimentación y reflexión. Está en los niños que aman los animales y las plantas, que reconocen y les gusta investigar características del mundo natural.

Así que si te preocupa saber si tu hijo o hija tiene las capacidades suficientes para llegar a ser un profesionista exitoso o si sus habilidades le permitirán convertirse en una persona triunfadora, la respuesta es: sí. El secreto está en identificar sus cualidades físicas y mentales, así como sus intereses personales, para determinar en qué actividades podría desenvolverse mejor.

Como padre, te interesará saber también que los pequeños pueden desarrollar ampliamente cada una de estas ocho inteligencias. Y que lo ideal es trabajar en el desarrollo de todas ellas, para que puedan contar con las herramientas necesarias para enfrentar los retos con que se encuentren en el futuro.

El propio Gardner remarca que ser brillante en matemáticas o lingüística no es suficiente para desenvolverse en la vida, ya que se puede ser excelente en cálculo mental, pero si no se sabe cómo relacionarse con los demás, se estará limitado tanto en lo profesional como en lo personal.

Imagen cortesía de Racorn


Etiquetas , , , , , , , , ,

Temas relacionados