Depender de los hijos es acto de primera necesidad, no de amor

A los hijos hay que decirles “como te amo tanto, te quiero libre, autónomo, capaz y valiente de irte a vivir tu vida, la tuya, no la que yo quisiera para ti".
[/media-credit] “No me refiero a que sea un error vivir para tus hijos, el problema es cuando únicamente vives para ellos.”
El amor se construye a partir de una relación de respeto a la individualidad entre las parejas, de tal forma que “si yo soy yo y tú eres tú, podamos construir un nosotros” que vaya más allá del simple estar con otro y así evitar la basura emocional, incluso con los hijos, que culminen en actos de amor y no de primera necesidad.

Jaume Soler y María Mercè Conangla, creadores del modelo de desarrollo humano Ecología Emocional, ofrecieron en entrevista los primeros conceptos que trabajan desde 2003, el cual desarrollan a través de 18 libros y el entrenamiento a través del Instituto de Ecología Emocional.
Los visitantes españoles afirmaron que existe “gente que sabe por qué viven con una persona, pero no saben para qué, desconocen el sentido”, de esa unión, lo que a la larga terminará con la relación.
“El territorio, el espacio en que habitamos puede condicionar nuestro crecimiento personal, por eso hay personas que dicen ‘yo me siento asfixiada, qué hago en esta relación, yo no puedo crecer ahí’ y entonces saltan y cambian de pecera. Porque nuestra obligación como ser humano es crecer como personas, con o sin pareja”, destacaron en entrevista.
El fenómeno se advierte por la cantidad de divorcios o parejas separadas, pero se acentúa más cuando los hijos se van. Existen quienes le dejan el sentido de su propia responsabilidad a sus hijos y cuando estos se van, quedan con el otro como dos extraños.
“Eso lo tratamos al final de uno de nuestros libros que se llama ‘Ámame para que me pueda ir´; tratamos esta posible crisis que surge en muchas parejas cuando los hijos se van de casa. Quedas tú con el otro, después de tantos de estar criando y educando a los hijos, y te quedas con esa sensación de extrañeza y bueno ¿esta persona quién es? ¿y ahora qué?”, afirmó María Mercè Conangla.
“No me refiero a que sea un error vivir para tus hijos, simplemente que sólo viven para los hijos; esto es una frase muy común, eso de ‘que mi hijo le dio sentido a mi vida’. Entonces, antes de que hubiera hijos estabas frito… no, entonces tienes un problema serio”.
Pero, además, agregó Conangla, cargas al hijo con una responsabilidad enorme, porque “si yo le digo a mi hijo gracias a ti o tú das sentido a mi vida, el hijo igual si tiene dos dedos de frente se pondrá a temblar porque dirá, pues que va a pasar aquí cuando yo me largue o tiene tanto miedo a una responsabilidad tan grande que dice, me voy a quedar porque sería irresponsable que mi mamá o mi papá acaben su vida; entonces esto es una mala jugada para los hijos”.
A los hijos deberíamos decirles “te quiero muchísimo, y como te amo tanto, te quiero libre, te quiero autónomo, te quiero capaz y valiente de irte a vivir tu vida, la tuya, no la que yo quisiera para ti, y si te vas estaré encantado de que la vayas a vivir y te echaré en falta, pero lo entenderé”.
Expresó Conangla que en el Instituto de Ecología Emocional “estamos hablando constantemente de crear relaciones de amor libres de dependencia, lo contrario, no son relaciones de amor, sino actos de primera necesidad”.
Así que varias de las premisas para generar relaciones libres de dependencia parten del propio individuo. “Ayúdate a ti mismo y encontrarás quien te ayude. Esta es la base, empezar con nosotros mismos”, destacó Jaume Soler.
Y recuerda que “de la pareja lo peor no son las discusiones, es el bostezo”. Así que en la construcción del amor “sufres, pero es mejor sufrir que enfermar como dijo Freud”.
Por esto mismo, uno de los consejos más importantes para generar una ecología emocional en el individuo como pareja es “no ir a dormir sin estar en paz; si no estás en paz con la persona que amas, con las personas que amas. Esto es muy importante en la vida porque luego las personas construimos muros, en lugar de tender puentes”.
Los creadores del Modelo de Desarrollo Humano Ecología Emocional estarán en México hasta el 12 de agosto para impartir el training dirigido para Profesionales Formadores, Educadores, Capacitadores, Facilitadores y Consultores, que se realizará con un entrenamiento de 80 horas presenciales de formación intensiva,en la Unidad de Seminarios “Dr. Ignacio Chávez”, de la Universidad Nacional Autónoma de México.
El Instituto de Ecología Emocional, con sede en Barcelona, España, cuenta con 16 años de trabajo al servicio de las personas y es abanderado y referente en Crecimiento Personal y el desarrollo emocional humano.

Imagen cortesía de SergeyNivens


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste