Si eres propensa a la piel seca en invierno, estos son los cuidados esenciales para tu rutina diaria

Una de las molestias más comunes del clima frío en el invierno es la resequedad en la piel. Te compartimos algunos consejos para cuidarla en esta temporada de invierno.

Mujer joven en albornoz en casa
Tan pronto como salgas de la ducha, sécate un poco, pero no te seques por completo, deja un poco de humedad, y luego rocíate con el aceite y masajéalo en la piel.

¿Por qué mi piel se reseca tanto?

Algunas personas tienen la piel seca durante todo el año, aunque en el invierno suele desencadenarse lo peor. Incluso aquellos que no tienen la piel seca la mayoría de los meses del año, es probable que la tengan en algún momento durante el invierno.

“Si vivimos en zonas cercanas al mar, nuestra piel generalmente tiende a estar menos seca debido a la humedad”, dice Annie Christenson, médica estética del Hospital Houston Methodist . “Pero incluso en climas tropicales, podemos tener la piel seca durante los meses más fríos y secos del invierno”

La razón es simple. El aire frío retiene menos humedad. Cuando el ambiente que te rodea es más seco, tu piel también se vuelve más seca. Y los elementos exteriores no son el único factor: los calentadores que encendemos cuando baja la temperatura también pueden secar el aire alrededor.

El resultado es una piel seca que puede ir desde áspera y molesta hasta picazón e incomodidad.

8 consejos para el cuidado de la piel en invierno

¿Cómo se debe tratar la piel seca en invierno? La médica estética del Hospital Houston Methodist tiene algunos tips.

1 Conoce los conceptos básicos de prevención de la piel seca

Independientemente de la temporada, Christenson dice que podemos ayudar a prevenir la piel seca procurando:
• Mantenerse hidratado
• Incorporar grasas saludables a nuestra dieta, como el aceite de oliva y el aguacate
• Evitar beber mucha cafeína y alcohol

2 Adopta una rutina de cuidado de la piel para el invierno

“Cuando cambia el clima, es posible que debas tener un régimen de cuidado de la piel completamente diferente”, dice la experta.

Si eres propensa a la piel seca en invierno, los esenciales de tu rutina son:

• Aerosol de aceite corporal
• Loción o crema humectante
“Los aerosoles de aceite corporal son una excelente adición a tu régimen de cuidado de la piel en invierno”, dice Christenson.

“Tan pronto como salgas de la ducha, sécate un poco, pero no te seques por completo, deja un poco de humedad, y luego rocíate con el aceite y masajéalo en la piel”.

La especialista dice que tengas cuidado al usar un aceite corporal en aerosol si el piso es resbaloso, ya que estos productos pueden hacerlo muy resbaladizo.

“Luego es recomendable ponerse una loción o crema humectante”, recomienda Christenson. “No necesitas nada elegante o costoso a menos que hayas dejado que tu piel se seque demasiado. Haz esto tanto para la cara como para el cuerpo”.

3 Exfóliate con frecuencia

Christenson señala que los aerosoles de aceite corporal, las lociones y otros productos para el cuidado de la piel funcionan mejor cuando la piel está exfoliada.

“La exfoliación es un proceso para eliminar la capa de células muertas de la piel que se acumula en la parte superior de la misma”, dice Christenson. “Eliminar esta capa es importante ya que permite que los productos humectantes penetren en la piel de manera más efectiva”.

Exfoliar puede ser tan simple como frotar tu cuerpo con una esponja vegetal, aunque la especialista Christenson recomienda usar una sintética si se vive en un área tropical o cercana al mar, donde el moho crece fácilmente debido al clima generalmente húmedo. Además, puedes usar geles de ducha y jabones corporales que contengan exfoliantes químicos o físicos.

4 Evita duchas calientes

“Es muy agradable tomar una ducha caliente y llena de vapor”, admite Annie Christenson, médica estética del Hospital Houston Methodist. “Pero si tienes la piel seca, solo empeorará las cosas para ti, principalmente porque el agua caliente absorbe más grasa y humedad de la piel, lo que aumenta la posibilidad de que se seque”.

5 Sé constante con tu rutina de cuidado de la piel en invierno

Una parte importante de la prevención de la piel seca durante los meses más fríos y secos es seguir estos pasos todos los días, no solo una vez que la piel esté realmente seca.

“Siempre digo que es una buena idea mantener estas recomendaciones en tu rutina cotidiana, para que puedas recordar y usarlas regularmente”, recomienda Christenson. “La constancia ayuda mucho y realmente puede marcar la diferencia”.

Si no los has hecho y tu piel ya se ha vuelto seca y te pica, Christenson dice que es posible que necesite un humectante o loción más resistente para que la piel vuelva a la normalidad. Los productos que usan términos como “Ultra Healing” y “Severely Dry” a menudo indican que están formulados específicamente para ayudar a reparar la piel muy seca.

6 Mantén la crema hidratante siempre a tu alcance

Incluso si sigues una rutina constante todos los días, es posible que ciertas áreas de tu piel aún sean propensas a secarse durante el día, generalmente el dorso de las manos o la parte superior de los pies.

“Estas áreas generalmente están menos protegidas”, explica Christenson. “Nuestras manos, en particular, son muy propensas a secarse. Las lavamos con frecuencia y todo el tiempo estamos tocando cosas. Estas acciones les quitan la grasa y la humedad natural a tus manos”.

Annie Christenson recomienda mantener la crema hidratante disponible al lado de tu cama o en tu escritorio, y volver a aplicar en las áreas secas de la piel según sea necesario.

7 Anticípate a la piel seca

“Observa el clima y saca tus productos cada vez que veas que la temperatura está a punto de bajar”, recomienda Christenson. “Comienza a usar los productos recomendados para la época de frío para que tu piel siempre esté preparada para el cambio de clima”.

8 No olvides “nunca” tu protector solar

Tendemos a pensar que el protector solar se usa solo cuando hace calor afuera, pero Christenson señala que cuando hace frío afuera, no significa que el sol no deje de brillar.

“La protección solar es la mejor manera de prevenir el cáncer de piel”, dice Christenson. “Aunque los días son más cortos en invierno, el sol puede ser igual de brillante, así que no olvides ponerte tu protector solar”.

Además, los beneficios de la protección solar en invierno no terminan ahí.

“El protector solar, no solo ayuda a proteger tu piel de los dañinos rayos UV que libera el sol, sino que también agrega una capa adicional de humedad que puede ayudar a prevenir la piel seca”, agrega Christenson, médica estética del Hospital Houston Methodist. “El uso del protector solar además es la mejor manera de mantener la piel joven”.

Imagen cortesía de AllaSerebrina



Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados