Migraña: más que un simple dolor de cabeza una enfermedad neurológica

En México, 19 millones de personas viven con migraña, es decir, un 16% de la población mexicana sufre este padecimiento, el cual es la segunda causa más incapacitante por enfermedad. Así lo refiere la doctora María Karina Vélez Jiménez, presidente de la Asociación Mexicana de Cefaleas y Migraña A. C. (AMCEMIG).

“La migraña es una enfermedad neurológica que se manifiesta con un dolor de cabeza de características muy específicas, de intensidad moderada a severa, que generalmente se presenta de un lado de la cabeza y pulsátil, cuya duración puede darse de algunas horas y mantenerse hasta por tres días”, dice la neuróloga Karina Vélez.

Aún más, la especialista menciona que el dolor de cabeza va acompañado de un incremento a la sensibilidad a la luz, al ruido, los olores, y en ocasiones con la presencia de náusea y vómito; se incrementa con el movimiento o actividad física y mental y siempre representa para el paciente una afectación importante en las actividades y desempeño cotidiano mientras está presente.

La migraña es un tipo de cefalea primaria, es decir, el cerebro es la causa y no es secundaria a otras enfermedades: es una enfermedad neurológica por sí misma. El 30% de los presentan síntomas premonitorios que generalmente comienzan antes del dolor de cabeza, los cuales son graduales y que pueden durar entre 5 y 60 minutos y que recibe el nombre de Aura.

El dolor de cabeza va acompañado de un incremento a la sensibilidad a la luz, al ruido, los olores, y en ocasiones con la presencia de náusea y vómito.
El dolor de cabeza va acompañado de un incremento a la sensibilidad a la luz, al ruido, los olores, y en ocasiones con la presencia de náusea y vómito. Depositphotos
Ubica los síntomas

Entre los síntomas se encuentran molestias visuales que se presentan en el 90% de los pacientes, tales como destellos de luz o una visión ondulante o en zigzag. Otros ejemplos de auras de una migraña incluyen: ver formas variadas, puntos brillantes o destellos de luz; puede haber pérdida de la visión; sensación de hormigueo o piquetes en un brazo o una pierna; debilidad o entumecimiento en el rostro o en un lado del cuerpo; dificultad para hablar u oír ruidos o música.

 

No es un simple dolor de cabeza

“Como se puede percibir, no es un simple dolor de cabeza fuerte, sino una enfermedad compleja de naturaleza neurológica y de la cual existen muchas teorías para explicarla, y que tiene que ver con factores vasculares, sistema trigeminal, genéticos, con las variaciones cíclicas de hormonas del ciclo ovárico y recientemente con cambios metabólicos en la corteza cerebral que además explican la sintomatología del aura para aquellos pacientes que la presentan”, añade la especialista.

Por otra parte, recalca la doctora, puede presentarse en forma esporádica, pero la Clasificación Internacional de Cefaleas en su tercera edición, establece una clasificación clínicamente muy útil y llama migraña episódica a los casos que presentan entre 4 y 14 días al mes con dolor de migraña; y migraña crónica, para los casos que presentan más de 15 días por mes el dolor.

Las migrañas más frecuentes son sin aura, pero la anterior descripción claramente expresa el contexto neurológico en el que se desarrolla este padecimiento.

 

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico se realiza con base en la descripción de los síntomas, exploración general y neurológica del paciente, es decir, no hay ningún estudio de imagen o laboratorio que haga el diagnóstico, precisa la especialista. “Es importante que el paciente lleve un calendario a su consulta con las anotaciones de la frecuencia de sus crisis, las características de éstas y el número de analgésicos que toma, esto ayudará a decidir el tratamiento que se le prescribirá a cada paciente”.

“Los tratamientos deben ser individualizados después de un adecuado ejercicio de diagnóstico. Existe diversos tipos de tratamiento cuando ya está presente el dolor, y existen tratamientos que tienen por objeto disminuir la frecuencia de los episodios de migraña, su intensidad y duración, que se llaman preventivos o profilácticos”, manifiesta la doctora Karina Vélez.

“Hay múltiples abordajes de tratamientos alternativos para la migraña (acupuntura, relajación, yoga, meditación, etc.) algunos de ellos, cuenta con evidencia científica de eficacia y muchos no; consultar al médico es la mejor opción para tener la orientación adecuada sobre las alternativas que realmente tendrán un efecto benéfico en su migraña”, destaca.

Este 12 de septiembre, en el marco del Día Mundial de la Migraña, es importante informar a todos los pacientes que viven con esta enfermedad, la cual se minimiza en muchas ocasiones que existe esperanza para una mejor calidad de vida a través de un adecuado diagnóstico y de un tratamiento individualizado que permita el control y prevención de la enfermedad para tener un nivel de funcionamiento para un óptimo desempeño del paciente con migraña.

 

Datos de la Organización Mundial de la salud

  • La migraña es la octava enfermedad más discapacitante de la humanidad en días de capacidad por años vividos.
  • El 40% de los pacientes sufre más de un ataque al mes, que dura más de 24 horas en el 50% de casos, y es de intensidad de dolor moderado en el 20% y grave en el 80 por ciento.
  • Afecta más a las mujeres que a los hombres y su pico de prevalencia se sitúa entre los 25 y 55 años de edad, es decir, la etapa más productiva de la vida.

 

Referencias

  1. Gómez-Otálvaro María Alejandra, Serna-Vélez Laura, Revista Mexicana de Neurociencias, Noviembre-Diciembre, 2015; 16(6): 41-5.

2.- GBD Neurological Disorders Collaborator Group. Global, regional, and national burden of neurological disorders during 1990-2016: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2016.

  1. https://www.inegi.org.mx/programas/intercensal/2015/

4- Velez Jimenez Maria Karina, Rodriguez Leyva Ildefonso, Pérez García Juan Carlos, Cefaleas y migraña 2019.

 

 

Publicaciones relacionadas