Los cacahuates y la salud de la mujer

Un alimento que puede ser de gran utilidad para nuestra salud es el cacahuate, pues contiene muchos de los nutrimentos que las mujeres necesitamos. Foto: Depositphotos.

Un alimento que puede ser de gran utilidad para nuestra salud es el cacahuate, pues contiene muchos de los nutrimentos que las mujeres necesitamos.

Las mujeres tenemos necesidades fisiológicas distintas a las de los varones además de que nuestro cuerpo sufre más cambios hormonales y de composición corporal a lo largo de la etapa adulta. Es por esto que las mujeres debemos poner especial énfasis en nuestra alimentación, sobre todo en la calidad de la dieta para garantizar el consumo adecuado de todos los nutrimentos esenciales, las sustancias preventivas de las enfermedades y protectoras de los tejidos.

Las mujeres tenemos necesidades fisiológicas distintas a las de los hombres además de que nuestro cuerpo sufre más cambios hormonales y de composición corporal a lo largo de la etapa adulta. Foto: Depositphotos.

Un alimento que puede ser de gran utilidad en el diseño de esta dieta más correcta que favorezca el bienestar es el cacahuate, pues contiene muchos de los nutrimentos y las cualidades que las mujeres debemos de buscar en los alimentos.

Lo mejor es que los cacahuates aportan muchos nutrimentos en grandes concentraciones, acompañados de un gran valor de saciedad, con un aporte energético bastante moderado de tan sólo 161 Kcal por porción de 30 g, o sea un puño mediano o una onza. El mismo aporte lo tienen dos cucharadas de crema de cacahuate, con su delicioso sabor y textura y su enorme facilidad de aplicación en multitud de recetas y preparaciones dulces y saladas.

Pensando en la salud de las mujeres, los cacahuates de verdad son valiosos. En primer lugar se trata de ingredientes de alto aporte de fibra. En cada porción de 30g de cacahuate recibimos 2.4g de fibra. Este conjunto de sustancias nos ayudan tener una mejor digestión y excreción, contribuyen al tránsito intestinal más rápido y regulado y a evitar el estreñimiento, distensión y dolor asociados con el tránsito intestinal más lento.

Además, por su elevada concentración de fibra, los cacahuates también promueven la saciedad y nos ayudan a apegarnos mejor a una dieta correcta y bien fraccionada, evitando la ganancia de peso que se asocia con el consumo desordenado de alimentos y cuando caemos en las distintas tentaciones que encontramos en nuestro camino.

Lo mejor es que los cacahuates aportan muchos nutrimentos en grandes concentraciones, acompañados de un gran valor de saciedad. El mismo aporte lo tienen dos cucharadas de crema de cacahuate. Foto: Depositphotos.

Mantener un peso corporal saludable y estable es importante para las mujeres de todos los grupos de edad, pero especialmente para aquellas que viven el periodo de climaterio, cerca de la última menstruación, cuando el metabolismo se hace más lento y es frecuente la ganancia de peso. Recordemos que los niveles de sobrepeso en nuestro país siempre son más elevados para las mujeres que para los varones en todos los grupos de edad y en todos los estados de la República.

El cacahuate y la crema de cacahuate también son alimentos ricos en potasio, aportando más del 10% de la recomendación diaria de dicho nutrimento, ó 200 mg por porción. El potasio es importante para la salud de la mujer pues además de ayudarnos a mantenernos bien hidratadas y a prevenir la inflamación asociada con la retención de líquidos en algunos momentos del ciclo menstrual, nos ayuda a prevenir calambres y contracturas musculares como los cólicos menstruales premenstruales. Así es, una dieta más concentrada en potasio y con un menor consumo de sodio, como el que está presenten en la sal y los productos salados, se relaciona con un mejor control de las contracciones musculares que derivan en estos molestos dolores.

El cacahuate es también un alimento rico en proteínas y las mujeres muchas veces tenemos dietas pobres en estos nutrimentos esenciales porque en general consumimos menos carne y productos de origen animal como el huevo y las aves, que los varones.

El cacahuate es también un alimento rico en proteínas y las mujeres muchas veces tenemos dietas pobres en estos nutrimentos esenciales porque en general consumimos menos carne y productos de origen animal como el huevo y las aves, que los hombres. Foto: Depositphotos.

Esto, aunado al estilo de vida sedentario y la pobre costumbre de realizar actividad física de manera cotidiana, nos lleva muchas veces a la pérdida de volumen muscular durante la vida adulta. Así, pasados los 50 años, muchas veces nuestra estructura es flácida, carente de fuerza y tendemos a encorvarnos, con muy pocos músculos que nos sostenga.

Las proteínas, como las que contienen los cacahuates, son el elemento constructor fundamental del tejido muscular y nos ayudan a sostener la reparación de piel, cabello, sangre y mucosas también, además de que son fundamentales en la fabricación de las inmunoglobulinas que nos defienden de las enfermedades infecciosas de todo tipo. En cada porción de cacahuate recibimos hasta 7.2g de proteínas en tan sólo 30g de producto, pocos alimentos contienen esta alta concentración de proteínas.

Finalmente, una dieta que contenga porciones moderadas de cerca de 30g de cacahuates, consumidas con frecuencia, nos ayudará a descansar mejor, a sentirnos menos estresadas y nerviosas y a prevenir la fatiga crónica. Y es que el cacahuate es un alimento que aporta 5 de los 7 componentes fundamentales del complejo B, grupo de vitaminas encargadas de la reparación del sistema nervioso, del metabolismo de los nutrimentos y de la conducción de estímulos y señales nerviosas asociadas con el movimiento, el descanso y la concentración mental y en el trabajo.

Éstas son sólo algunas de las muchas razones que deberían de acercarnos a las mujeres a consumir cacahuates más frecuentemente, incluyendo 30g como parte del desayuno, el refrigerio o como ingrediente de la ensalada, el plato fuerte o el postre en comidas y cenas. Cargados de nutrimentos, con gran valor de saciedad y de aporte energético bastante moderado, los cacahuates son una buena recomendación para las mujeres de todas edades y condiciones.

 

 

Receta saludable:  Quesadillas de Pollo con Adobo y cacahuate

¡Qué ricura!

Rinde de 4 a 6 porciones

Ingredientes

  • 3 tazas de pollo, cocido y deshebrado.
  • 2 tazas de mezcla de quesos, empaquetado.
  • ¾ taza de cacahuates de Estados Unidos, picados en trozos.
  • ½ taza de elote congelado, descongelado.
  • ½ taza de pimiento rojo, asado, secado y picado.
  • ¼ taza de cilantro picado.
  • 1 limón.
  • 1 a 2 cucharaditas de chiles adobados, picados
  • Aceite vegetal.
  • 4 a 6 tortillas grades.

Guarnición

  • Crema ácida.
  • Guacamole.
  • Salsa (opcional).

Preparación

Pon el pollo, el queso, los cacahuates, el maíz, el pimiento rojo y el cilantro en un tazón grande; corta el limón por la mitad y exprime el jugo encima, añade la mitad del adobo, revuelve. Prueba y si te gusta más picante, agrega un poco más de adobo.

Calienta una sartén grande, preferiblemente antiadherente, con un poco de aceite, ponlo a fuego medio. Dependiendo del tamaño de las tortillas, el relleno será suficiente para 4 ó 6. Coloca una tortilla en la sartén, sirve alrededor de 1 taza de relleno sobre la mitad de la tortilla, dobla la otra mitad sobre el relleno presionándola. Cocina hasta que la parte inferior de la tortilla tenga un color dorado, unos 2 minutos. Voltéala con cuidado y cocina el otro lado hasta que tenga un color dorado, por 1 a 2 minutos. Mantenla caliente en el horno. Repite con el resto de las tortillas y el relleno.

Corta cada quesadilla en cuatro y sirve con crema agria, guacamole y salsa al lado.

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 3 minutos

 

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Nutrióloga

, , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste