Más jóvenes fumadores

jóvenes fumadores, Dra. Myriam Reynales Shigematsu,Organización Mundial de la Salud (OMS), tabaquismo, adicción, resultados, adicto al tabaco, curiosidad, hábito, enfermedades cardiovasculares, cáncer, prevención, información, educación para la salud.
Educación para la salud

Aunque el 29.4 de los jóvenes mexicanos de entre 15 y 21 años nunca han fumado, no son susceptibles de no hacerlo, lo que lejos de ser un aliciente ante las medidas impuestas contra el tabaquismo, son números que reflejan el nivel de exposición al que está sujeta la sociedad mexicana ante la adicción a fumar.

Al darse a conocer los resultados del primer estudio a gran escala sobre el tabaquismo en jóvenes, quedó de manifiesto que la industria cigarrera sigue manteniendo sujetos a este sector de la población debida a que en esa edad es cuando más se puede atrapar a un adicto al tabaco.

La Encuesta de Tabaquismo en Jóvenes en México, realizada por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) realizada en las 32 capitales de las entidades federativas del país, arroja que la mayor prevalencia a fumar está en las ciudades de mayor concentración poblacional.

Entre estas, la Ciudad de México ocupa el primer lugar con 60.9%, seguida de Puebla (59.1%), con Toluca en tercer lugar (57.8%) y Cuernavaca en cuarto (55.8%).

Destaca que de los dos levantamientos llevados a cabo en el lapso de tres años, a partir de 2003, la cantidad de mujeres se incrementó al grado de que en la mayoría de las ciudades encuestadas ya fuman a la par de los hombres, sin embargo, en la balanza ya están fumando más porque en las ciudades donde destaca alguno de los dos géneros, tristemente ganan las mujeres.

La Dra. Myriam Reynales Shigematsu, jefa del Departamento de Investigación sobre Tabaco del INSP, con estas cifras que dan certeza científica sobre el impacto del tabaquismo en el país, sostuvo que hasta el 22% de los nuevos fumadores en la edad descrita “ya son adictos”.

Dijo que la adicción se comprueba entre los individuos que al iniciar su día y levantarse, ya sienten el impulso de encender un cigarrillo.

El problema del tabaquismo radica en que aquellos que empiezan a fumar ingenuamente “por curiosidad o para probarlo, difícilmente van abandonar el hábito, lo que al paso de los años se convertirá en grave problema de salud que pudo haberse prevenido”.

Ante ello, la especialista denunció que no será suficiente que en promedio el precio por cajetilla sólo se incremente 80 centavos para 2010, pues ese precio podrá ser fácilmente alcanzado por los jóvenes para seguir fumando.

Y es que acorde a lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dentro del Acuerdo Marco contra el Tabaquismo suscrito por México, uno de los principales factores para inhibir esta adicción estriba en incrementar el precio de las cajetillas de cigarros a través de medidas impositivas.

Sin embargo, no obstante que existe la iniciativa de que el precio por cajetilla quede en promedio por arriba de 33 pesos, “la industria cigarrera ha estado presionando a diputados para que del precio actual sólo suban 80 centavos y otros dos pesos en dos años, lo que resulta insuficiente”.

El impacto de medidas como la de incrementar impuestos o todas las relativas contra el tabaquismo “no son inmediatas, sino a largo plazo, en 20 o 25 años empezaremos a ver resultados, y los más impactantes serán en la reducción de enfermedades mortales como el cáncer o cardiovasculares”, dijo.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste