Flores de Bach: terapia alternativa para sanar desequilibrios emocionales y enfermedades.

Las flores de Bach son extractos líquidos sutiles que se pueden usar de manera oral, tópica o directamente en la piel (con un atomizador o en un baño en tina) que ayudan a sanar los desequilibrios emocionales de las personas. Colaboran de manera importante en temas concernientes al bienestar emocional, el desarrollo del alma y la salud mente-cuerpo.

Frascos de Flores de Bach.
Frascos de Flores de Bach.

Edward Bach su creador.

La terapia floral fue desarrollada por el médico galés Edward Bach (1886 – 1936) en los años treintas. El doctor Bach fue pionero en el estudio de la relación de las emociones con la salud del cuerpo y la mente. Para él, las enfermedades son gritos del alma, pues los desequilibrios emocionales son los que generan los padecimientos.

La teoría del doctor Edward Bach es que si los conflictos emocionales están por mucho tiempo, las enfermedades empiezan a aparecer en el cuerpo, pero al restaurar el desequilibrio emocional, se resuelve la enfermedad física.

 

Las flores de Bach un apoyo importante en el proceso terapéutico y en situaciones coyunturales.

Para el director del Centro Comunidad GAIA y terapeuta floral, Miguel Ángel Domínguez, las flores de Bach juegan un papel muy importante en el proceso terapéutico. “Las flores son información vibratoria que pueden llegar a lugares del alma donde el terapeuta no puede llegar. Las flores de Bach son el puente que logro yo tener entre mi participación terapéutica y las heridas que el paciente alberga de manera inconsciente. Las flores de Bach son el puente entre ambos universos en terapia”.

El sistema terapéutico de Edward Bach consiste en 38 flores silvestres que sirven para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión, obsesiones, entre otras.

La forma en como trabaja la esencia floral es a partir de su información vibratoria. “Edward Bach descubre que esta información vibratoria puede establecer un dialogo con el alma, con nuestras emociones. Bach concibió que con las flores podemos coadyuvar a la sanación de muchas enfermedades, si las abordamos desde la perspectiva emocional o psicosomática”, indica el terapeuta Domínguez.

Edward Bach quiso que su sistema terapéutico floral fuera sencillo de comprender, y por esa razón existen diversos libros, videos y páginas de internet donde se explica para que emoción o situación va dirigida cada esencia y como prepararlas para su ingesta. Aunque la mejor manera de aprovechar al máximo el sistema floral es en un proceso terapéutico con un profesional.

Las Flores de Bach se pueden prescribir en procesos coyunturales, en opinión del terapeuta Domínguez: “Se pueden tomar para situaciones de estrés coyuntural: un examen, un proceso de cambio de trabajo o de casa. Donde la situación es localizable en el tiempo presente. Sirven para poder transitar en ese periodo de estrés”.

 

El Remedio de rescate de las flores de Bach.

El doctor Bach concibió la mezcla de cinco flores que son conocidas como Five-Flowers Formula o Rescue Remedy (Remedio de rescate): Cherry Plum, Clematis, Impatients, Rock Rose y Star of Bethlehem. Este remedio ayuda a estabilizar las emociones cuando la persona entra en un estado de crisis por un acontecimiento extraordinario por un enorme susto, un accidente o una situación desfavorable.

Es ampliamente recomendable contar con un frasco de Remedio de rescate en el botiquín de primeros auxilios de la casa u oficina, pues ayuda a que una situación problemática no se salga de control.

Las flores de Bach, por su estructura natural, son una terapia que no interfiere con otros medicamentos, no genera efectos secundarios, no son adictivas y no hay posibilidades de que generen una intoxicación por sobredosis.

 

Reacciones somáticas.

Es factible que dentro del proceso terapéutico floral se presenten algunas reacciones somáticas como el retraso de menstruación, diarreas o resfriados por un día o dos. Esto es considerado como una señal de que las flores de Bach están funcionando.

 

Esencias florales Norteamericanas y de otras partes del mundo.

Edward Bach al terminar su estudio floral, consideró que con las 32 esencias que elaboró quedaba cubierto todo el espectro emocional del ser humano, sin embargo investigadores del continente americano empezaron a estudiar los efectos de varias flores silvestres norteamericanas.

La Flower Essence Society (FES) realizó investigaciones con flores silvestres del continente americano en los años setentas y en 1978 verificaron 72 nuevas esencias florales.

Actualmente el kit profesional de flores de Bach del sistema norteamericano consta de 103 esencias.

Las flores norteamericanas están elaboradas bajo el mismo esquema que estructuró Edward Bach y la diferencia radica en que las norteamericanas están dirigidas hacia circunstancias emocionales más específicas.

En otras partes del mundo han surgido más sistemas de esencias florales como las del mediterráneo, las aztecas, australianas, entre otras.

 

Las flores de Bach son un elemento importante en el desarrollo de los procesos terapéuticos por que coadyuvan a procesar problemas emocionales muy arraigados, además otorgan al paciente y al terapeuta la posibilidad de agilizar el proceso.

 

Enlaces:

 

http://www.bachflower.com/las-flores-de-bach/

 

Bibliografía:

Repertorio de esencias florales. Guía integral de las esencias norteamericanas e inglesas para el bienestar emocional y espiritual. Patricia Kaminski y Richard Katz. Editorial Índigo. Primera edición: junio 1998

 

Todo lo que las Flores de Bach pueden hacer por ti. Mejora tu salud a través de las emociones. Claudia Stern. Ediciones Tikal. 2004.

Imagen cortesía de Jorge Ugalde | Plenilunia


Jorge Ugalde

Escrito por

Reportero, comunicador, psicoterapeuta transpersonal, músico, escritor y productor de video. Licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Xochimilco. Especializado en TV y producción de video.

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste