Ejerce tus derechos como paciente

comunicación con tu médico, paciente, obligaciones, salud, bienestar, equilibrio, falta de información, diagnóstico tardío, falta de medicamentos, tratamientos no oportunos, mal trato, discriminación, Guía del paciente participativo, equipo multidisciplinario,
Paciente participativo

¿Te haces responsable de tu salud o crees que el médico es el responsable de ella? ¿Te da pena preguntarle a tu médico cuando no entiendes? ¿Tomas nota de lo que te dice el médico durante la consulta? ¿Sabes que tienes derechos y obligaciones como paciente? ¿Logras una buena comunicación con tu médico?

Todas son preguntas muy sensatas y tocan puntos básicos que en realidad no nos cuestionamos, pero que verdaderamente son importantes. Lo que pasa es que nunca pensamos lo que significa ser un paciente, lo que significa estar enfermo y asumir que tenemos derechos y que van aparejados también con obligaciones como pacientes.

De estos y otros aspectos se habla en “La Guía para el paciente participativo: atrévete a saber; atrévete a exigir”. Es un libro donde se hace ver que en México los pacientes no siempre se atreven a ejercer sus derechos, en buena medida por una tradición paternalista que los limita y que los ha subordinado, indica en el prólogo el doctor Alberto Lifshitz.

Problemas como falta de información, diagnóstico tardío, falta de medicamentos, tratamientos no oportunos, mal trato y hasta discriminación, son algunos de los problemas a los que miles de personas se enfrentan todos los días en las Instituciones Públicas de Salud.

Con la Guía se aspira, dice Lifshitz, a despertar a los pacientes, a hacerlos conscientes de la responsabilidad que tienen con su salud, a buscar una mejor relación con sus médicos y con el sistema de salud, y a sacar mejor provecho de lo que ofrece la sociedad organizada, sin limitarse por razones de autodesdén, desconfianza, recelo o temor.

A veces se nos olvida que como humanos, como mexicanos, ciudadanos y pacientes, tenemos derechos y debemos ejercerlos, pero antes es necesario aprender cómo hacerlo.

Nuestro enfrentamiento con las instituciones de salud debe ser desde el conocimiento no sólo de nuestros derechos, también de los procedimientos y de todos esos factores que viviendo en un proceso de enfermedad, propio o de alguno de nuestros familiares, muchas veces sentimos se nos salen de las manos.

La Guía del paciente participativo. Atrévete a saber, atrévete a exigir, fue elaborada por el Centro de Contraloría Social y Estudios de la Construcción Democrática del Centro Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, CCS CIESAS y Fundación Pfizer.

Esta Guía fue escrita por un equipo multidisciplinario y se compone de 6 capítulos. El contenido de este libro resalta por temas como:

16 derechos de los pacientes integrados en la Ley General de Salud;

Diálogo positivo entre médico y paciente;

Ejercicio práctico para ejercer los derechos en el consultorio médico;

Información práctica para ubicarnos dentro del sistema de salud: Prevención, urgencias, hospitales, laboratorios, farmacias;

Testimonios de personas que cuentan acerca de su experiencia para alcanzar un estado de salud;

Recomendaciones para llevar un diario de la salud;

Cómo inscribirse al seguro, entre otros.

“Si no exiges y te quejas, no te quejes. No estamos acostumbrados a pensar que tenemos derechos y eso es algo que tiene que cambiar; nos los debemos tomar en serio”, comento la periodista Katia D’Artigues.

Además de los ejemplares impresos, todos los interesados pueden descargar la guía, de manera gratuita, a través del enlace: http://www.atreveteasaberyexigir.com.mx

Imagen cortesía de


Daniela Herrero

Escrito por

Aunque soy publicista, llevo algunos años concentrada en escribir y editar textos, lo cual me encanta por cierto. Sobre todo me he interesado en temas que tienen que ver con la salud reproductiva y sexual, al menos eso es lo que más he disfrutado escribir. En Plenilunia me he dedicado a hablar de temas relacionados con la salud femenina, siempre rescatando la importancia que tiene hacerlo de manera integral, pero sobre todo pensando que la conciencia de tu cuerpo te ayuda a empoderarte en los demás ámbitos de tu vida.

, , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste