Lo que debes saber de la diabetes gestacional

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se desarrolla durante el embarazo y que en México afecta a una de cada 10 mujeres embarazadas pero, cuando se tiene obesidad y carga genética, hasta un 45% puede desarrollarla”, explica Elisa Gómez, Gerente Médico del negocio de nutrición en Abbott.

Pareja sentada en un sofa cada uno sosteniendo una hoja con signo de interrogación
La diabetes gestacional afecta a uno de cada 10 embarazos y aumenta el riesgo de complicaciones. A continuación, conocerás lo que debes saber para tener un embarazo saludable.
El embarazo es una etapa que está llena de hitos: sentir las primeras patadas, elegir el nombre de un bebé y decorar su cuarto. Sin embargo, prepararse para el diagnóstico de glucosa puede plantear algunas preguntas.

[recuadro]5 formas de mantenerse saludable con diabetes gestacional[/recuadro]

A continuación, conoce lo que realmente podría significar un diagnóstico de diabetes gestacional, cómo reducir su riesgo general y, sobre todo, cómo mantener a ambos, al bebé y a ti, felices y saludables por encima de todo.

¿Qué es la diabetes gestacional, realmente?

La diabetes que comúnmente conocemos como tipo 2– es una afección que se desarrolla cuando el cuerpo se vuelve resistente a los efectos de la insulina, una hormona que ayuda a que la glucosa (también conocida como azúcar), que se encuentra circulando en el torrente sanguíneo, pueda ser utilizada por a las células y órganos, para así obtener energía.

Además, añade que “durante el embarazo, los cambios hormonales pueden reducir o bloquear la capacidad del cuerpo para usar insulina de la madre“. Junto con otros factores de riesgo, desde tener sobrepeso, síndrome de ovario poliquístico (SOP) o antecedentes familiares de diabetes tipo 2, esta resistencia a la insulina puede progresar hasta el punto de convertirse en diabetes gestacional.

La diabetes gestacional no suele tener síntomas graves pero puede crear ciertos riesgos de salud para mamá y bebé, incluyendo alteraciones en el peso al nacer, ictericia, problemas respiratorios para el bebé, mayor probabilidad de presión sanguínea alta y preeclampsia para la mamá (una condición potencialmente fatal que daña los órganos, incluyendo los riñones); e inclusive predisponer a que el niño presente obesidad y diabetes” mencionó Elisa Gómez. Pero un diagnóstico de diabetes gestacional tampoco es la palabra final. Para muchas mujeres, especialmente aquellas que tienen una buena nutrición y plan de ejercicios, la diabetes gestacional es temporal y lo más probable es que se resuelva una vez que nazca el bebé.

¿Qué esperar de la prueba de glucosa?

Entre las 24 y 28 semanas del embarazo, tu médico realizará un simple análisis de sangre para ver cómo reacciona tu cuerpo a una carga específica de glucosa (prueba de tolerancia a la glucosa). En caso de que el diagnóstico detecte niveles altos de azúcar en la sangre, tu médico recomendará una evaluación adicional. Esto implica realizar una prueba similar, en la que se detecta el nivel de azúcar en la sangre cada hora, en un período de tiempo de 2 a 3 horas, después de beber una solución azucarada. Según los resultados, el médico determinará si tienes diabetes gestacional.

Con información proporcionada por Abbott.

Imagen cortesía de AndreyPopov

Publicaciones realcionadas