¿Reducir el riesgo de cáncer de mama quieres?, a practicar deporte una hora con constancia debes

Mujeres haciendo ejercicio en un salón con piso de madera
Incentivar el desarrollo en las ciudades para ser amigables con las bicicletas y los peatones fomentar el deporte con la creación de nuevas instalaciones deportivas, y la promoción de ejercitarse con campañas de educación
Proponemos un refrán, basándonos en la información de los resultados de un meta-análisis de 37 estudios publicados entre 1987 y 2013, que representa a 4 millones de mujeres. Pero lo mejor es que…

Sin importar la edad, peso o lugar las mujeres que tienen más actividad física, es decir una hora al día reducen en un 12% el riesgo de sufrir cáncer de mama. La edad en que se inicia la actividad deportiva también parece ser irrelevante, los investigadores no encontraron indicios de que el riesgo de cáncer de mama se reduciría sólo cuando la actividad física comenzó a temprana edad de acuerdo a la investigación presentada en la Novena Conferencia Europea de Cáncer de mama (9th European Breast Cancer Conference, EBCC-9).

El profesor Mathieu Boniol, Director de Investigación en el Instituto Internacional de Investigación para la Prevención en Lyon, Francia, informó en una conferencia de prensa al referirse a la calidad del estudio explicó “Estos son todos los estudios que analizan la relación entre el ejercicio físico y el riesgo de cáncer de mama que se han publicado hasta la fecha, por lo que estamos seguros de que los resultados de nuestro análisis son robustos“.

Aunque los resultados variaron según el tipo de tumor, el mensaje general es alentador, dicen los investigadores. Las mujeres que se encuentran en terapia de reemplazo hormonal (hormone replacement therapy, HRT), el efecto protector del ejercicio parecía ser cancelado. Pero una mayor conciencia de los efectos secundarios de la terapia de reemplazo hormonal significa que su uso estará disminuyendo en algunos países, y esto significa que lo más probable es que los efectos beneficiosos de la actividad física crezcan en los próximos años, de acuerdo al profesor Boniol, “Sea o no este el caso es una pregunta interesante y merece ser objeto de seguimiento en una fecha posterior“.

Se sabe que la actividad física tiene un papel protector en otros tipos de cáncer, así como en trastornos como las enfermedades cardiovasculares. Aunque los mecanismos de sus efectos no quedan claros, los resultados son en gran medida independientes del índice de masa corporal (IMC), así que el efecto debe ser por un mayor control de peso.

Sumar al cáncer de mama, incluyendo sus tipos agresivos, a la lista de enfermedades que se pueden prevenir, debe incentivar el desarrollo en las ciudades para ser amigables con las bicicletas y los peatones fomentar el deporte con la creación de nuevas instalaciones deportivas, y la promoción de ejercitarse con campañas de educación“, dijo el profesor Boniol que subraya que “este es un bajo costo, una simple estrategia para reducir el riesgo de una enfermedad que actualmente tiene un costo muy elevado, tanto para los sistemas de salud como para los pacientes y sus familias. Es una buena noticia tanto para los individuos como para los responsables políticos“.

Sitios de interés

Imagen cortesía de Wavebreakmedia


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , ,

Temas relacionados