Dieta alta en carbohidratos ¿culpable de la obesidad en México?

Los carbohidratos pueden ser el culpable del aumento de peso”, así lo sostiene el Médico Bariatra David Montalvo Castro, Presidente del Colegio Mexicano de Bariatría AC, quien comenta “que se tiene la creencia, inclusive en altas esferas del gobierno, que la alimentación debe ser muy baja en grasas y la realidad, agrega, es que México no es un país que se caracterice por un consumo elevado de grasas, pues lo que consume nuestro pueblo es una gran cantidad de carbohidratos, principalmente refinados, provocando en nuestro organismo una gran cantidad de triglicéridos“.

“La clave para prevenir la mayoría de las enfermedades se centra en llevar un estilo de vida saludable, además de visitar al médico de forma periódica”, Dra. Noemí Santos
“La clave para prevenir la mayoría de las enfermedades se centra en llevar un estilo de vida saludable, además de visitar al médico de forma periódica”, Dra. Noemí Santos
Ese tipo de grasa es la que se infiltra en el hígado, desencadenando toda esta problemática del hígado graso, así que la guerra no es contra el consumo de las grasas sino contra el consumo exagerado de carbohidratos. Recordemos que el cuerpo almacena la glucosa extra en el hígado y en los músculos en forma de glucógeno; sin embargo, una dieta alta en carbohidratos produce un exceso de glucosa en la sangre — la cual se convierte en grasa gracias a la insulina, dando por resultado un peso adicional”.

El especialista alerta a la población a ser conscientes en el consumo exagerado de grasas, pues podría también desencadenar otros problemas serios de salud: “En el grueso de la población nacional, de todos los estratos socioeconómicos que habitan nuestro país, hay una gran cantidad de gente de escasos recursos que no les alcanzan para consumir una dieta alta en proteínas de origen animal y alta en grasas, es más barato tener una dieta alta en carbohidratos, alta en cereales, maíz, trigo, avena, cebada, arroz, sí los comemos en abundancia y si los combinamos con grasas y poca o nula actividad física, ese conjunto de factores van hacer que se arriesgue esa persona a tener obesidad y otros problemas de salud como el hígado graso”.

David Montalvo Castro comenta que la obesidad no sólo es un problema de salud pública, sino también una carga financiera considerable. Según estimaciones del McKinsey Global Institute, la obesidad a nivel mundial impone costos equivalentes a 2.8% del PIB global. Esta cifra es parecida a la que generan los conflictos armados y el tabaquismo. Esto implica una gran presión sobre el presupuesto de las familias, los sistemas de salud y las finanzas públicas.

El Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO) considera al sobrepeso y obesidad como elementos que reducen la competitividad del país. Por una parte, afectan la salud de los habitantes, lo que tiene un impacto en la dinámica familiar, impone costos elevados de tratamiento y afecta su productividad. Por otro lado, al reducirse la productividad de los trabajadores, las empresas se ven afectadas, además la mayor necesidad de tratamiento impone retos considerables para las finanzas gubernamentales.

Varios estudios – como el de Manninen, (2004)-, establecen que la cantidad recomendada de carbohidratos en nuestra dieta típicamente excede la cantidad mínima de carbohidratos que nuestros cuerpos necesitan para sobrevivir, para la función de nuestros músculos y células. Nuestros cuerpos necesitan sólo una cantidad relativamente pequeña de carbohidratos — y la evolución así lo demuestra”, concluye.

Sitios de interés

Imagen cortesía de lightsource


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste