8 secretos para levantarte a tiempo y gozosa

Mientras tratamos de apagar la alarma del despertador después de repetidas ocasiones y pasar varios minutos antes de que nos podamos levantar, es inevitable preguntarnos ¿por qué levantarse resulta tan difícil? ¿cuántas de nosotras tenemos este problema? Imagen: Depositphotos.

Mientras tratamos de apagar la alarma del despertador despúes de repetidas ocasiones y pasar varios minutos antes de que nos podamos levantar, es inevitable preguntarnos ¿por qué levantarse resulta tan difícil? ¿cuántas de nosotras tenemos este problema?

Es una situación difícil de superar pero ¿es posible que salir de la cama y prepararse para el día sea una tarea más fácil? ¡Aquí podrás encontrar algunos consejos!

Pon el despertador más temprano

Un truco que puede ayudar a que te despiertes por la mañana es programar la alarma ¡para una hora antes! De esta manera, después de haber apagado la alarma repetitivamente, finalmente te levantarás y estarás listo en el momento justo en vez de quedarte dormida. Imagen: Depositphotos.

Un truco que puede ayudar a que te despiertes por la mañana es programar la alarma ¡para una hora antes! De esta manera, después de haber apagado la alarma repetitivamente, finalmente te levantarás y estarás listo en el momento justo en vez de quedarte dormida.

Será un poco como ese glorioso momento cuando uno se despierta en mitad de la noche sólo para darse cuenta de que todavía tiene un montón de tiempo para dormir. Hace que esas últimas horas, o minutos, el sueño sea muy relajante. Es especialmente agradable porque tendrás la satisfacción de dormir más sin que en realidad estés durmiendo más. ¡Brillante!

Acuéstate más temprano

Sé que este es el último consejo que querías oír, ¡pero es verdad! Si te vas a la cama más temprano, te sentirás más descansada cuando llegue la mañana y será mucho más fácil tirarse de la cama.

Aunque no tienes que irte a dormir ridículamente temprano para conseguirlo. Sólo trata de irte a la cama de media a una hora antes de lo que lo harías normalmentey verás cómo se siente. Probablemente los resultados te van a hacer muy feliz por lo que no te importará hacerlo de nuevo mañana.

Pon el despertador o el teléfono al otro lado de la habitación, por lo que estás obligado a salir de la cama para apagarlo. Imagen: Depositphotos.

Haz que desactivar la alarma sea un reto

Si tu principal problema es la proximidad al botón de snooze, haz que sea un poco más difícil apagar el despertador. Prueba una de las siguientes opciones:

  • Consíguete una alarma que requiera que hagas un problema de matemáticas o que escribas una frase antes de que deje de sonar.
  • Pon el despertador o el teléfono al otro lado de la habitación, por lo que estás obligado a salir de la cama para apagarlo.

Deja que brille el sol

No cubras las ventanas con tantas capas de cortinas que impidan que el sol te llegue a molestar. Ya hemos establecido que tienes problemas para despertarte, así que ¿por qué quieres que sea aún más fácil dormir?  Imagen: Depositphotos.

No cubras las ventanas con tantas capas de cortinas que impidan que el sol te llegue a molestar. Ya hemos establecido que tienes problemas para despertarte, así que ¿por qué quieres que sea aún más fácil dormir?

A menos que vivas en Alaska y el sol está brillando las 24 horas del día, mantén las ventanas relativamente claras. Compra persianas o cortinas transparentes básicas que bloqueen el mundo exterior sin crear un agujero negro en tu dormitorio. De esta manera, se puede descansar mucho mientras el sol está abajo pero luego saludar el día cuando el sol llena la habitación con su luz.

Desayuna

Que sea un hábito comer algo de desayuno en la mañana. Una vez que saltar de la cama en el momento preciso e ir directamente hacia un desayuno saludable se convierta en un hábito ya no tendrás que esforzarte más.

Además de ayudarte a levantarte vas a comenzar con un desayuno sólido y sabroso que te ayudará a mantenerte despierto y lleno de energía el resto del día. ¡Siempre se gana!

Toma una ducha inmediatamente

Una vez que saltar de la cama en el momento preciso e ir directamente hacia un desayuno saludable se convierta en un hábito ya no tendrás que esforzarte más.  Imagen: Depositphotos.

Justo cuando la alarma suene por la mañana, salta de la cama y métete dentro de la ducha. Deja que el agua te despierte. En lugar de relajarte en la cama, puedes relajarte con el agua caliente. Se siente muy bien, y de inmediato estarás más despierto.

Para hacerlo aún más eficaz trata de escuchar música en la ducha. Si puedes encontrar un lugar para conectar un reproductor de música que no esté cerca del agua (por lo de no electrocutarse), puedes reproducir música energizante para comenzar el día con el pie derecho.

Contrata a un asistente
¿Han fallado todos los esfuerzos de tu parte y te has desanimado para empezar la rutina diaria? Trata de conseguir ayuda de un amigo o miembro de la familia. Encuentra a alguien que esté despierto antes que tú tengas que empezar tu día y pídele que te llame para que te despierte.

Hablar con alguien es una manera segura de arrastrarse fuera de la hibernación. Después del esfuerzo de mantener una conversación, deslizarse debajo de las cobijas será el siguiente paso.

Elige una alarma que te ponga en marcha

  • Si tienes la posibilidad de elegir un sonido de alarma que no sea el típico ‘bip’, elige algo que te levante de la cama más rápido:
  • Elige una canción de un artista con una voz aguda y muy estridente.
  • Utiliza una de tus canciones favoritas de baile, que no te puedas resistir a mover los dedos del pie y cantar.
  • Escoge algo fuerte y desagradable que sea imposible de ignorar.

 

 

Información para Plenilunia proporcionada por Curves Latinoamérica.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste