Dieta Mediterránea, la gran aliada para un estilo de vida sano

Es común que en los primeros meses del año busques mejorar tu estilo de vida; uno de esos propósitos, frecuentemente es “bajar de peso”. Si este deseo está incluido en tu lista, es mejor que busques una buena estrategia para lograrlo y puedes empezar por la comida. Por sus beneficios para la salud, la sugerencia es adaptarse a la dieta mediterránea.

La dieta mediterránea destaca por alimentos naturales y variados en la que predominan las frutas, verduras, pan, aceite de oliva, cereales como la cebada y granos. Reduce el consumo de sodio, carnes rojas, azúcares añadidos y bebidas azucaradas.

Esta dieta mereció el reconocimiento por parte de la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, “por ser una dieta que apuesta por una alimentación natural y variada”.

Francisco José García Muriana, investigador del Instituto de la Grasa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España, dice que “la dieta mediterránea proporciona vida y da mayor calidad a los años”.

Aplícala a tu vida diaria

Hay algunas indicaciones que debes contemplar, según la Fundación Dieta Mediterránea

Selecciona una o dos raciones por comida. Puede ser cebada, pasta, arroz.

  • La cerveza, compuesta de ingredientes naturales, al ser consumida moderadamente tiene grandes beneficios y entra dentro de la dieta mediterránea.
  • Las verduras deben estar presentes en la comida y en la cena. Dos raciones en cada comida; por lo menos una de ellas cruda.
  • Elige por texturas y colores; esto aportará diversidad a los antioxidantes.
  • Debes tomar de 1.5 a 2 litros de agua; también incluye infusiones y caldos bajos en grasa.
  • El consumo diario de pasta, cebada, arroz y otros cereales es indispensable por su composición rica en carbohidratos; aportan de energía durante el día.
  • Los alimentos poco procesados, frescos y de temporada son los más adecuados.
  • Opta por el aceite de oliva; el más utilizado en la cocina mediterránea por ser rico en vitamina E, betacarotenos y ácidos grasos monoinsaturados.
  • Respecto a la carne, se recomienda el consumo en cantidades pequeñas, preferentemente carnes magras; acompañado de verduras y cereales.
  • Existen por lo menos siete granos imprescindibles de la dieta mediterránea. Incluye en tus recetas trigo integral; un pan de grano entero, cúscus con sémola de trigo gordo; la cebada, en distintas presentaciones, por ejemplo, bizcochos; acompáñalos con ensaladas o tomate y queso. También se contempla al maíz, mijo, farro, bulgur y el arroz.

Inténtalo en casa

Te compartimos la receta de la Ensalada de Mar que por sus ingredientes puedes incluirla en tu vida diaria.

Ingredientes

  • 1 taza de cebada (remojar 6 horas)
  • 3 tazas de agua
  • 1 lechuga pequeña
  • 1 hoja de alga Nori
  • 5 g de alga dulce
  • 2 zanahorias
  • 2 nabos
  • 1/4 de kg de almejas
  • Limones

Procedimiento

Escurre la cebada. Ponla a cocinar con agua y una pizca de sal, a fuego lento, durante una hora. Remoja el alga dulce unos minutos y parte en trozos.

  • Abre las almejas al vapor con el fuego alto y desconcha.
  • Hierve las gambas en muy poca agua, pela y corta.
  • Corta el nabo y la zanahoria; luego hierve de 2 a 3 minutos.
  • En un recipiente coloca las hojas de lechuga enteras y encima de cada un pon un poco de alga dulce.
  • Añade los demás ingredientes y rocía el limón. Deja reposar media hora.
Imagen cortesía de CITAlliance


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste